3 de julio de 2022

Columnas de Opinión

Sábado 11 de diciembre de 2021

Trascendió 

Que el presidente Andrés Manuel López Obrador consumó el nombramiento de Victoria Rodríguez Ceja como gobernadora del Banco de México y será la primera mujer en ocupar ese cargo, una vez que la Consejería Jurídica, que encabeza María Estela Ríos González, envió un oficio, fechado el 9 de diciembre pasado, a la Secretaría de la Junta de Gobierno de la institución en el que señala que el nuevo periodo comienza a partir del 1 de enero de 2022 y concluye el 31 de diciembre de 2027.

Lo que sigue en el misterio es por qué bajó el mandatario de la candidatura a Arturo Herrera, ex secretario de Hacienda, y si tiene futuro en la administración pública de la mano de la 4T o, como aventuraron algunos, en modo moreno para las elecciones en Hidalgo.

Que para sorpresa de muchos panistas, pero sobre todo priistas, el pasado 3 de diciembre el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, acudió a la toma de posesión de la nueva alcaldesa de Texcoco, Sandra Luz Falcón, como parte de los relevos en los 125 municipios del estado, a la que también acudieron la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, y el presidente nacional de Morena, Mario Delgado.

La inquietud radica en que el mandatario estatal no fue a otros ayuntamientos, como Huixquilucan, y sí a uno de color guinda y con un potencial candidato a la gubernatura, el senador Higinio Martínez. A ver.

Que vaya sorpresa la que se llevó el diputado Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, cuando estaba en su oficina revisando algunos regalos y se encontró un pase doble de primera clase para el Chepe Express, un tren de lujo que ofrece paseos por las Barrancas del Cobre, en Chihuahua, enviado por Grupo México.

El legislador escribió en redes sociales que devolverá el presente y consideró que en lugar de gastar en detalles de fin de año, aquella empresa “debería pagar a las comunidades que ha despojado y explotado”. De seguro el próximo año no le mandarán ni una tarjeta navideña. (Milenio, Al Frente, p.2)

Rozones

Mañana recibe AMLO a Maru Campos - Todo es Política

El discurso de Maru Campos

La que mostró que puede haber un trabajo institucional con el Gobierno federal sin necesidad de renunciar a creencias o formaciones políticas fue la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, quien ayer recibió al Presidente en su entidad y fue reconocida por su hospitalidad. La panista pronunció un interesante discurso en el que señaló que Chihuahua le dio refugio a Juárez y vio nacer a Alfaro Siqueiros, pero también a Manuel Gómez Morin y a Luis H. Álvarez. “Como gobernadora del estado quiero decirle, señor Presidente, que siempre defenderé a mi gente, a sus sueños, sus anhelos y su paz; pero también en Chihuahua siempre seremos aliados de quien tenga la voluntad de atender las necesidades reales de nuestros hermanos chihuahuenses… (en) la división y la confrontación nadie pierde más que la ciudadanía, hemos comprendido que de fondo hay una causa común y que si trabajamos juntos triunfamos como nación”. Ahí algunas líneas relevantes de la panista.

  • ¿ZERÓN DE REGRESO?

Y el que parece que podría tener un giro importante es el caso Ayotzinapa, pues resulta que el gobierno de Israel aceptó colaborar con el de México en el caso de Tomás Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal, a quien el gobierno busca por su presunta responsabilidad en las que considera inadecuadas indagatorias del caso Iguala. Esta decisión, se informó, se dio como resultado del envío de una carta que hizo el Presidente López Obrador directamente al primer ministro de Israel. En el más reciente aniversario del caso, los padres de los jóvenes desaparecidos mostraron desazón ante la falta de resultados que esperaban sobre el paradero de sus hijos, pero también porque seguía pendiente lo relacionado con Zerón de Lucio.

  • ÁLVAREZ-BUYLLA, ¿GUERRA O PAZ?

Cierra una semana más de conflicto en el CIDE con una novedad: la participación ya más abierta en ciertos espacios mediáticos de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, quien abiertamente acusa que el conflicto se está politizando y señala de ello a “enemigos de la 4T”. En un conflicto en el que la comunidad académica y la estudiantil parecían haber llevado la iniciativa, ahora la funcionaria ha aparecido para reconocer la legitimidad de las acciones de los estudiantes, pero reclamar que, por ejemplo, en la mesa que se instaló ayer afuera de su oficina, estuvieran, dijo, integrantes de la asociación Mexicanos Contra la Corrupción. La duda que habrá de resolverse en los siguientes días es si el accionar más decidido de la funcionaria es para ganar la guerra o la paz.

  • ESCENARIOS ANTE LA FALTA DE FONDOS

Mientras los promotores de la revocación de mandato continúan recabando las 2.7 millones de firmas que se requieren para llevar a cabo la consulta correspondiente, en el INE tienen cada vez más claro que la cosa está difícil en términos presupuestales, por lo que se están tronando los dedos buscando alternativas. Fue ayer el consejero Jaime Rivera el que advirtió que el instituto quiere llevar a cabo el proceso revocatorio si se reúne el volumen de firmas requerido, pero, además, que lo hará “si y sólo si” se cuenta con los medios necesarios para hacerlo, es decir los 3 mil 830 millones de pesos, de los cuales la institución sólo tendría mil 271 millones, es decir un déficit de 2 mil 554 millones de pesos. Y tan es así que ayer mismo se informó que anda circulando ya un borrador que contiene la propuesta de frenar las etapas posteriores a la del recabado de firmas y considera que sólo se podría reactivar hasta que haya una decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el asunto.

  • VACUNACIÓN PARA TODOS

Buena noticia para todos los ciudadanos del país: el Presidente informó, en contrasentido a como lo hizo antes el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que sí habrá una vacunación universal con una dosis de refuerzo. Además, dio cuenta de cómo serán los turnos en la inoculación, pues después de los adultos de 60 años, seguirán los maestros. “Va a haber vacuna de refuerzo en todos los casos y vamos a tener vacunas suficientes”, señaló el Ejecutivo. En este rotativo dimos cuenta en la semana que el país cerrará el año con un total de 200 millones de vacunas compradas recibidas, con lo que faltan por ser entregadas otras 60 millones. Y aunque la información sobre la aplicación de las dosis tiene partes poco conocidas, se sabe que hay una disponibilidad actual de al menos 40 millones de vacunas. Así que habrá vacunación para todos.

  • EN AGUASCALIENTES, PAN VS. PAN

Con la novedad de que en el PAN se están comiendo las uñas ante la creciente posibilidad de que Antonio Martín del Campo, quien ha mostrado desazón con el proceso interno en el que se juega la postulación a la gubernatura de Aguascalientes contra Tere Jiménez, termine siendo postulado por otra fuerza política, y con eso desfonde las probabilidades de triunfo de su partido. Y es que en la semana se supo que el consolidado de encuestas que la dirigencia que encabeza Marko Cortés mandó a hacer para saber a quién lanzar terminó favoreciendo a Jiménez, provocando una fuerte tensión con Martín del Campo. Con ese antecedente es que Cortés mandó hacer una “consulta indicativa entre la militancia” para ver quién debe ser postulada. Sí, postulada, en femenino, porque, nos aseguran, ha trascendido que Tere es la favorita del CEN y pudiera ser también de “la militancia”. Uf.   (La Razón, La 2 p.2)

Serpientes y Escaleras / Erasmo, pero no precisamente de Rotterdam

El diputado que preside la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados, Erasmo González Robledo, originario de Tamaulipas, es el eslabón que conecta al partido Morena, tanto a su dirigente nacional, Mario Delgado, como a varios políticos locales, entre ellos aspirantes de ese partido a la gubernatura, con el mundo delincuencial tamaulipeco. Aunque hasta ahora el legislador ha guardado silencio y ha bajado su perfil, su papel para entender cómo el partido de López Obrador se vinculó con personajes de dudosa reputación y obtuvo de ellos financiamiento ilegal, es clave.

Fue Erasmo, quien con su cercanía personal y familiar con los hermanos Carmona Angulo, introdujo a ambos empresarios en las cúpulas morenistas y los volvió sus financieros de campañas para que costearan las campañas del partido oficial en los comicios locales de 2021. Fue el mismo González Robledo quien presentó a Mario Delgado, líder nacional de Morena, con el empresario Sergio Carmona Angulo, asesinado el pasado 22 de noviembre en Monterrey y vinculado por la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas con actividades de contrabando ilegal de gasolina desde Estados Unidos, mientras que la Unidad de Inteligencia Financiera los investigó también por lavado de dinero del narcotráfico.

El diputado que recientemente fue ratificado, por recomendación de Mario Delgado, como presidente de la citada Comisión de Presupuesto, que ocupó tanto en la pasada legislatura como en la actual, se volvió un cercanísimo operador y amigo del dirigente nacional morenista. Erasmo fue clave en los triunfos y el enorme avance que Morena logró en las elecciones del 6 de junio de este año en Tamaulipas, donde además de los distritos federales, en los que ganó 7 de 9, arrasó también en el Congreso local con 16 de los 22 distritos, y le ganó al PAN y al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca la mayoría de los municipios importantes del estado, tanto en el norte con Reynosa, Ciudad Victoria y Matamoros, como en el sur con Ciudad Madero y Altamira.

Parte fundamental para esos triunfos fue el dinero que los hermanos Carmona Angulo, especialmente Sergio, le inyectaron a las campañas de los candidatos morenistas, a las que Mario Delgado les dedicó especial atención con varias visitas al estado durante aquellos comicios, como la que realizó el 28 de mayo, justo el día en el que el propio líder morenista denunció con un video en sus redes sociales, que una camioneta con sujetos armados con armas largas le cerraron el paso al vehículo en el que viajaban él, la senadora Lupita Covarrubias y el mismo diputado Erasmo González.

Lo único que no dijo en aquel video Delgado, donde denunciaba la violencia en Tamaulipas y pedía ayuda de la Guardia Nacional, fue que la camioneta en la que viajaba le había sido prestada justo por el empresario Sergio Carmona Angulo, convertido en ese momento en el principal financiero de su partido en aquellas campañas.

LOS VUELOS DE MARIO Y ERASMO CON CARMONA

Pero la relación tan cercana que fomentó Erasmo González entre Mario Delgado y Sergio Carmona no comenzó en las campañas de 2021. Ya en 2019 hay registros de ese vínculo estrecho, basado en el financiamiento que Carmona otorgaba al entonces líder de la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados y que a la postre sería electo dirigente nacional del partido oficialista en 2020.

De acuerdo con dos bitácoras de la Dirección General de Aeronáutica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de las cuales tiene copia esta columna, Mario Delgado y Erasmo González volaron en al menos dos ocasiones con Sergio Carmona en un avión privado tipo Hawker 800 SP, con matrícula XB-PND. El primer vuelo se realizó el 3 de marzo de 2019 y tuvo una duración de 30 minutos, en los que los tres tripulantes, según la bitácora de vuelo, sobrevolaron el espacio aéreo de la Ciudad de México, saliendo del aeropuerto civil, pero sin ningún destino específico, en lo que se especula pudo tratarse de una reunión privada en el aire.

El segundo vuelo, de acuerdo con la bitácora oficial, tuvo lugar el 20 de marzo del mismo año con el mismo avión y en esa ocasión otra vez Delgado, Erasmo y Carmona volvieron a sobrevolar por el Valle de México, pero esa vez con duración de 1 hora con 10 minutos. ¿Qué tipo de asuntos tendrían que tratar el entonces líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, el diputado que ya entonces presidía la estratégica Comisión de Presupuesto y el empresario vinculado a contrabando ilegal de gasolina y lavado de dinero y asesinado dos años después en San Pedro Garza, como para esconderse y hablar a bordo de un avión privado que no iba a ningún lado?

De los asuntos privados que trataban esos tres personajes, dos de la política nacional y local y uno vinculado a actividades delincuenciales en Tamaulipas y Nuevo León, sólo este último ya no puede hablar, porque lo callaron de dos balazos mientras estaba sentado en una barbería sampetrina. Pero los otros dos tendrían mucho que hablar y explicar sobre los vínculos cada vez más “calientes” que está teniendo el partido gobernante con personajes que lo mismo se vinculan a actividades empresariales ilícitas que a Cárteles de la droga en varios estados de la República. ¿Cuándo empezará a hablar el diputado que tiene el mismo nombre que aquel filósofo y teólogo de la Edad Media del que hablara Umberto Eco en su novela El Nombre de la Rosa? Aquel Erasmo era de Rotterdam, este del sur de Tamaulipas.

NOTAS INDISCRETAS… Después del lleno del Zócalo, el pasado 1 de diciembre, al presidente lo han visto muy animado y con muy buen humor. Parece que, al final líder de masas, a López Obrador lo alimentaran el aplauso, los vítores y aclamaciones de la multitud. “Desde el 1 de diciembre lo hemos visto muy bien, con gran ánimo y de un excelente humor”, nos dijo esta semana una secretaria de Estado que todos los días ve al presidente. Está claro entonces por qué toda la estructura de Morena, tanto del partido como de sus gobernadores y alcaldes del Valle de México y de otras entidades, se volcaron para mandar camiones llenos de personas, en su mayoría de origen humilde y beneficiarios de los programas sociales. No hay un cálculo económico de cuánto costó toda esa “movilización social”, dirán los morenistas, o “vulgar acarreo”, según sus críticos, pero a juzgar por el buen ánimo y humor con el que han visto al presidente desde los días siguientes a aquel Zócalo lleno, parece que fue una inversión para inyectarle ánimos al gobernante y a su ego… Y tal vez por ese buen humor que trae, el presidente ayer le dedicó unas palabras más que elogiosas al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, de quien dijo estar satisfecho con su trabajo. “Estoy muy contento con el trabajo del secretario de Gobernación, me ayuda mucho, y yo creo que también los gobernadores y las gobernadoras están satisfechas, porque resuelve. Y es callado, pero muy eficaz”, dijo el presidente sobre su amigo y paisano. Si ya antes de eso los futuristas y seguidores de la sucesión adelantada le veían a Adán Augusto patas de caballo negro para 2024, ahora le verán también la cola y las crines… Los dados cierran con Serpiente Doble. Semana densa. (Salvador García Soto, El Universal, Nación, p. 8)

Retrato previo de una mujer en la Presidencia de México…

He hablado desde hace tiempo con varias mujeres -la mayoría de izquierda, pero no todas- para saber si les gustaría que México fuera gobernado por una mujer. Todas son de distintas clases sociales. Yo esperaba que me respondieran afirmativamente, pero para mi sorpresa no fue así: la mayoría puso la misma apostilla:

“Sí, pero… depende: ¿qué mujer?”

¿Qué representaría esa mujer? ¿Qué políticas públicas tendría?, me cuestionaron.

“No se trata nada más de que sea mujer, o ¿quieres a Layda Sansores?”, me espetó una dama medio fifí.

“¿Y si es una mujer pro vida, misógina y facha?”, me interpeló otra amiga, muy pejista ella. “¿Una mujer ultra conservadora y homofóbica, en contra de los derechos de las personas del mismo sexo que deciden acompañarse mutuamente a lo largo de sus vidas?”, agregó.

Y entonces esas mujeres me hicieron un retrato mínimo de los elementos fundamentales que debería tener esa mujer en la Presidencia de la República…

-Una mujer independiente, políticamente independiente aunque milite en un partido. Una mujer que no responda a las órdenes de ninguna otra líder, y mucho menos de un caudillo (X).

-Una mujer absolutamente autónoma de las iglesias.

Una mujer que sea capaz de promover sin ambigüedades que en todo México, en cada una de las 32 entidades, sea legal el derecho a abortar, el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y a determinar sus procesos de reproducción.

-Una mujer que se comprometa a impulsar las reformas legislativas pertinentes para que las personas del mismo sexo puedan tener los mismos derechos legales que cualquier matrimonio heterosexual en absolutamente todo el país.

Una mujer que acompañe a los movimientos feministas, independientemente de que en éstos pudiera haber grupúsculos infiltrados dedicados a generar violencia para estigmatizar a las mujeres que se movilizan y desviar la atención de sus agendas (X).

-Una presidenta que nunca le vuelva a dar la razón a un gobernante macho que, desde la ignorancia más supina, descalifica al feminismo porque… no le rinde pleitesía y es contestatario (X).

-Una mujer que no tolere absolutamente el menor desplante de corrupción, conflicto de intereses y ostentación entre sus colaboradores. Ni uno. Una mujer que de verdad diseñe mecanismos más allá del voluntarismo para acabar con esa lacra que persiste en todos los niveles de gobierno.

-Una mujer que respete la libertad de expresión. Que de verdad entienda que los medios de comunicación, los periodistas y comentaristas, independientemente de que algunos hayan sido serviles y sumisos con otros regímenes, tienen como misión auscultar todo y criticar todo, tal como les plazca. Los lectores saben diferenciar entre quienes sustentan la información y entre quienes son personeros furiosos porque perdieron los embutes prianistas, así que no hace falta una presidenta en guerra permanente con cualquier medio. Una presidenta ideal es la que, si un medio o columnista miente, da los datos correctos (prohibido ese abstracto de “tengo otros datos”) con sobriedad y eso basta para que la gente juzgue, no hace falta un tribunal semanal de la picaresca (X).

-Una presidenta que no sea tóxica, que no contamine el ambiente político cada mañana (o cada tarde, o cada noche, o una vez a la semana) con sus filias y fobias (X).

-Una presidenta que, independientemente del asistencialismo que evita hambrunas (junto con el dinero de los migrantes), impulse decididamente desarrollos regionales considerando las características de los municipios, y que tenga tal liderazgo que convenza a gobernadores y empresarios para invertir en esas regiones a fin de crear empleos bien remunerados.

-Una presidenta que entienda que el presente y el futuro de este país están en el turismo, en la inversión en hoteles, restaurantes, bares, centros de diversión turística, ya que el turismo es un gran detonador de empleos gracias a la enorme gama de servicios que están ligados al sector. Eso, en vez de hacer obras faraónicas (X).

-Una presidenta que comprenda que el presente y el futuro del país (y el mundo) está en las energías renovables y la movilidad ecológica, no en los combustibles fósiles (X).

-Una presidenta que acepte que no hay forma de resolver las guerras narcas, pero que el Estado tiene que poner todos los recursos necesarios para crear policías eficientes y muy bien pagadas (no menos de $40 mil pesos un policía certificado) en cada entidad, a fin de que reduzcan al mínimo los delitos que dañan a la ciudadanía, que son los del capitalismo de hamaca: extorsiones, secuestros y robos (transporte público, coche, transeúnte, negocio, casa) (X).

-Una presidenta que una, no que polarice: que sea más estadista que líder de movimiento (X).

Al final, me dijeron que esa mujer solo puede ser Claudia Sheinbaum, que hoy en día tiene un respaldo de seis de cada diez en Ciudad de México, y apenas una desaprobación de dos de cada diez, y yo coincido, pero… ella tiene un pequeño problema: cuente usted los taches en esta columna, que son sus taches: nueve de catorce.

Claudia tendría que cambiar muchas actitudes y conceptos políticas, correrse a la izquierda de un Presidente profundamente conservador para tener una victoria amplísima, y dudo que eso vaya a suceder, que se mueva a la izquierda de forma rotunda…

BAJO FONDO

Marcelo Ebrard está contento y confiado, según me dice gente que está cerca de él, porque según sus análisis Claudia Sheinbaum tendría mucho que cambiar para poder ser Presidenta, para no verse como la hija que deja el padre en sus silla, y todo ese cambio pasa por romper el cordón umbilical con su líder, lo cual nunca ocurrirá, ya que ella se siente realmente ungida desde ahora. Del lado de Ebrard perciben que eso les favorece porque no habrá manera de distinguirlos, ella sería una especie de fantasma, “de regenta política del Presidente”, con un leve problema para ella en las urnas: “Ella no es Andrés Manuel López Obrador y eso podría costarle votos a la 4T”. Por tanto, creen en los andadores de Ebrard, al final el Presidente optará por él.

Eso también dudo que vaya a suceder… (Juan Pablo Becerra-Acosta M., El Universal, Nación, p.5)

Liberales y Conservadores / ¿Ya “chupó faros” Monreal?

Ricardo Monreal se encuentra ante una encrucijada parecida a la que en 1998 lo llevó a salir del PRI e incorporarse al PRD para contender por la gubernatura de Zacatecas.

En aquel entonces, Monreal era diputado federal. No fue favorecido con la nominación para ser gobernador por el PRI y rompió con el partido para irse al PRD, que dirigía Andrés Manuel López Obrador.

Sin duda, ese movimiento estratégico le generó frutos, pues a la postre fue gobernador, dos veces senador y jefe delegacional en Cuauhtémoc.

El senador Monreal ha militado en el PRI (1975-1998), PRD (1998-2008), PT (2008-2012), MC (2012-2014) y Morena, desde 2015. Tiene, pues, corazón de condominio.

Apenas el pasado 4 de diciembre, en Chiapas, recordó en una conferencia de prensa que se salió del PRI en aquel entonces, “por falta de democracia”.

Aseguró estar decidido a llegar a la boleta electoral para 2024 y contender por la Presidencia de la República: “Sí voy a estar (en la boleta electoral). En el 2024, una vez que se lance la convocatoria, voy a estar ahí, me voy a inscribir”.

Y es que, señaló, no es “de los que busca cargos de consolación ni compensación política”. Esto, porque trasciende que le han ofrecido buscar la Jefatura de Gobierno de la CDMX.

Ricardo Monreal Ávila dijo que seguirá en Morena, pero es una incógnita cuál será el destino del coordinador de los senadores morenistas, de cara a la sucesión presidencial.

En este marco no se puede soslayar la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de quitar el registro al partido Fuerza Por México, pues cobra una mayor relevancia para el zacatecano.

Se recuerda en el Senado que Monreal habría evitado la destitución de magistrados electorales cuando se buscaba anticipar la conclusión de su encargo, por los conflictos internos de esa instancia y la crisis institucional que hubo en agosto pasado.

El magistrado Indalfer Infante fue el único de los magistrados que vio la posibilidad de salvar el registro de Fuerza por México, lo que ya sabemos que no prosperó.

Con la decisión de la mayoría de los magistrados, además de dar curso a la legalidad, se habría quitado el plan B a Monreal.

Con la cancelación de la franquicia política del empresario Pedro Haces, Monreal no tiene un paraguas donde refugiarse cuando la decisión de YSQ y su encuesta no le favorezcan, y tampoco tiene moneda de cambio para presionar en su negociación.

La pérdida de la marca Fuerza por México le quitó fuerza por el momento a Monreal. Ahora tendrá que negociar de otra manera.

Pudiera ser que al estilo de otras franquicias -como el Partido Encuentro Social que mutó en Partido Encuentro Ciudadano y también perdió el registro-, Fuerza por México sufra un cambio de piel y busque su registro con otro nombre para postularlo.

En 1998, Monreal Ávila arrasó al candidato del PRI al gobierno de Zacatecas.

¿Correrá con la misma suerte o será que “ya chupó faros”? El jueves nació Fuerza Solidaria Progresista, una mescolanza de Fuerza por México, Redes Sociales Progresistas y Encuentro Solidario, los partidos que perdieron su registro nacional por no alcanzar el 3 por ciento en la pasada elección federal. Ahí estaría la esperanza de Monreal.

Monitor republicano

1) Quienes deben estar preocupados por la revancha de Monreal son los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. No vaya a ser que les toquen la Marcha de Zacatecas.

2) Los regaños en público del jefe a un subordinado siempre son de pena ajena, pero que le digan ante cientos de miles que no sabe leer. ¡Qué vergüenza! (Amador Narcia, El Universal, Nación, p.6)

Política Irremediable / AMLO gana por goleada

¿Quién la hace sombra, en estos momentos, a López Obrador? Nadie, señoras y señores. O…  ustedes díganme. Pronuncien un nombre. Pónganse a escudriñar en la galería de notables para encontrar al retador. Propongan a su gallo. Sáquense de la chistera a alguien que tenga los tamaños. Elijan al personaje que pueda opacar al supremo líder de la 4T.

El presidente en funciones de Estados Unidos Mexicanos sigue en campaña. Ya ganó las elecciones. Ya ocupa el cargo que con tanto denuedo y tanta determinación persiguió durante años enteros. Ya gobierna. Ya manda. Pero, caramba, su combativa personalidad lo lleva a no bajar las armas, a seguir señalando a los adversarios que ya venció en las urnas, a mantener la estrategia que le dio el triunfo, a marcar puntos en un debate que ya no tiene lugar, a mantener viva la llama del enfrentamiento…

El hombre está en lo suyo, se mueve con absoluta naturalidad en los terrenos en que se siente cómodo y, sobre todo, mantiene en todo momento la postura que le permitió agenciarse los réditos que ahora cosecha como primer mandatario de la nación mexicana: es un activista nato y, por lo que parece, su tema no es la incolora cotidianidad de quien lleva meramente las riendas de la administración pública sino algo mucho mayor, a saber, una cruzada de épicas consonancias dirigida a cambiar de raíz el orden de las cosas.

Pues, justamente, esta condición suya de protagonista permanente lo coloca a él en lo más alto de la pirámide en relación a los posibles competidores en la carrera presidencial de 2024. ¿Es AMLO uno de los aspirantes? No, la Constitución se lo impide. Pero, miren ustedes, es uno de los contendientes de todas maneras. Sacando ventaja de la tribuna de que dispone a diario en el palacio presidencial y lanzando en permanencia arengas y proclamas, es la figura más visible en el escenario de lo público. De ahí se deriva, justamente, su popularidad: el pueblo se solaza en las cotidianas homilías de su entrañable pastor, emisario de la esperanza y principal denunciante de los responsables de la corrupción, la desigualdad y la injusticia social. Los magros resultados de su gobierno y el desplome de la economía no entran en el balance general que contabiliza el respetable público porque su papel no es el de un administrador sino el de un comunicador excepcional dedicado, en permanencia, a promulgar la verdad de la gran Transformación.

En el campo contrario no existe ninguna figura lejanamente comparable. La oposición se encuentra fragmentada, a merced de unos partidos políticos condenados por la cortedad de sus miras y la pequeñez de sus intereses, y en sus filas no parece existir el sentimiento de urgencia de celebrar, desde ya, un pacto para elegir, de común acuerdo, al sumo contrincante. O sea, que AMLO gana, hasta ahora, por goleada. (Román Revueltas Retes, Milenio, Política, p. )

Arsenal / “El aspirante antisistema del sistema”

Ricardo Monreal es tajante. “No admito el método de las encuestas. Llegó el momento de innovar, de actualizar los mecanismos”, nos dice el senador y aspirante a la candidatura presidencial de Morena.

Se le ve contento, seguro, decidido a conseguir la meta de su vida. De los tres aspirantes de Morena a la candidatura presidencial es el que más creció en opiniones positivas en los últimos dos meses, según la última encuesta publicada por Alejandro Moreno en El Financiero.

El senador pasó de 24 a 35% de opiniones favorables en dos meses. Crece 11 puntos mientras que Claudia Sheinbaum, la consentida del Presidente, y el canciller Marcelo Ebrard, suben cinco puntos.

“Monreal capta más apoyo entre quienes no aprueban la labor del mandatario, lo cual lo convierte en el aspirante ‘antisistema’ dentro del sistema”, explica Alejandro Moreno en un artículo posterior que publicó en el citado periódico, bajo el título “Punteros 2024”.

El político de Zacatecas, sin embargo, está convencido de que también ha crecido dentro de Morena. Es en ese Movimiento donde quiere quedarse, registrarse como candidato a la Presidencia. “Soy de abajo. Es allí donde busco respaldo”, subraya.

No la tiene fácil. Las grillas palaciegas lo alejaron del Presidente. Su ausencia en la AMLOfest del primero de diciembre fue muy notoria. Los morenos más radicales no lo quieren. Lo culpan de la derrota de Morena en varias alcaldías de la CDMX, en particular en la Cuauhtémoc.

Su desacuerdo mayor con el Presidente es el método de elección del candidato presidencial. AMLO se aferra a las encuestas. Tiene lógica. No hay casillas, no hay observadores, no hay cómo demostrar fraude. Es la vía más corta al dedazo disfrazado.

El senador Monreal no se cansa de repetir que lo más democrático son elecciones primarias. Sabe que si el Presidente se sale con la suya, le van a repetir la dosis del 2018.

En ese entonces lo midieron para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y lo mandaron al tercer lugar, detrás de Claudia y de ¡Martí Batres!

*Falta mucho para definir oficialmente el método. Eso será  por allí del 2023. Es momento crucial no sólo para Monreal, sino también para Marcelo. El Presidente es hombre de ideas fijas y hay coincidencia en que va con Sheinbaum hasta el final.

Marcelo y Ricardo podrían quedar como “bola suelta”, para decirlo en el argot del futbol americano. Los jugadores del otro equipo los podrían capturar y dar un giro al juego de la elección presidencial.

*Rosario Robles fue enviada a la cárcel hace dos años cuatro meses. Un inescrupuloso juez, Felipe Delgadillo Padierna, se valió de una licencia falsa para mandarla a Santa Martha Acatitla, por un delito que no amerita prisión preventiva: ejercicio indebido de la función pública. “Hay riesgo de fuga”, argumentó.

La exsecretaria de Estado puso una denuncia por falsificación de su licencia de conducir. Ayer hubo noticias. En manos de Mariana Moguel, hija de Rosario, cayó el reporte de envío de la Fiscalía de la CDMX que propone archivar la denuncia de su madre.

“Prueba que Ernestina Godoy (fiscal local) pretende encubrir a funcionarios corruptos”, tuiteó Mariana. Nosotros preguntamos ¿Por qué se sugiere enviar esa denuncia a los archivos? ¿Qué ocultan?

*Llamó la atención la protesta de la panista Karla Fiesco como nueva alcaldesa de Cuautitlán Izcalli. Fue ejemplo de que se puede convivir civilizadamente en la pluralidad política y social .

En el acto estuvieron el gobernador Alfredo del Mazo, PRI; Marko Cortés, jefe nacional del PAN; Ricardo Núñez, alcalde saliente de Morena; Enrique Vargas, diputado panista aspirante a la gubernatura; los presidentes estatales del PRI, PAN y PRD, y hasta el arzobipo de Cuautitlán, Francisco González Ramos. (Francisco Garfias, Excélsior, Nacional, p.4)

México donde los fenicios

La administración de AMLO alcanzó su zenith el pasado primero de diciembre, al llegar a tres años de gobierno ampliamente festejados en el Zócalo capitalino. De esa cima de su carrera se inició la gradiente de bajada.

Era de esperarse que el peso de las instituciones aletargara la Cuarta Transformación, pese a que AMLO ha hecho todo lo posible por cambiar la mentalidad nacional y centralizar el poder en su persona. No ha podido, empero, cumplir sus promesas básicas de acabar con la corrupción ni con la enconada desigualdad social. La inflación por su parte ya va en 7.34% anual.

El Presidente seguirá leyendo sus propios datos con los avances semanales de las tres grandes obras que lanzó, pero con la ansiedad por terminarlos a tiempo. Su prioridad está ahora en asegurar su permanencia… sin cambios. Pero ajustes habrá.

La razón es sencilla. No se puede gobernar con base en decretazos improvisados y sin sustento. Tres realidades lo hacen imposible: el Poder Legislativo le frena iniciativas o las relega, la Suprema Corte hace lo propio y las entidades necesarias para que la democracia funcione son cuestionadas desde lo alto. Partidos de oposición dispersos pierden su rumbo inicial y la mayoría aritmética de Morena es quebradiza.

Otros signos agravan la coyuntura. Conversaciones exploratorias entre jefes políticos y advertencias empresariales anuncian virajes en lo económico y financiero.

AMLO cuenta con el agradecimiento de las masas que lo apoyan en casa y fuera, también cuenta con el rijoso Foro de Sao Paolo, pero no le están redituando las mañaneras porque cada vez son más notorias las evasivas respuestas y divagaciones a preguntas puntales. Como el estudiante que se soltaba discurriendo sobre los fenicios cuando nada sabía del tema que le tocaba en el examen.

Igual, el Presidente. Ni al “sabio” pueblo, su seguro valedor, que sabiéndose comprometido por las dádivas que recibe para sus inmediatas necesidades, se da cuenta de que no se cumplen las promesas en salud, seguridad o educación. Morena es tan largo como el PRI. No hay mucho más.

La sucesión presidencial a tres años de distancia todo lo contaminó. Fue a propósito. Ahora hasta las fuerzas “vivas” de otros tiempos resucitan: sindicatos, estudiantes, campesinos y burócratas.

En el sector empresarial donde siempre prevalecerá la justificación de sus responsabilidades hacia sus accionistas, trabajadores, clientes o acreedores, se tiene que  entender que las mayorías son los más en número y que demandan algo más que sermones.

El gobierno, por su parte, requiere más recursos para cumplir su misión. La mayor recaudación fiscal es inevitable para la buena gobernanza democrática. Es el factor inevitable para acabar con la desigualdad social que nos aqueja. Es imposible de atender una reforma fiscal en una sociedad asediada por el discurso divisivo de AMLO.

La unidad de pareceres y de acción es lo que tiene que construirse en los años que quedan de esta administración. Están en formación grupos cívicos y técnicos como los de Coparmex. No pueden darse saltos demasiado largos, no por falta de energías, sino porque su firmeza y duración peligran. Su efectividad depende de que las sociedades las asimilen.

Vendrán ajustes porque continuar en el estado de adversidad y de confusión en que cierra 2021 no es estable, ni con los conversatorios del Presidente.

2022 será un año difícil para todos porque en él está la posibilidad pendiente una verdadera transformación hacia el patriotismo sincero de los que tienen la posición para determinar las soluciones concretas. En 2022 la actividad política nacional puede ser limpiada de sus cargas nocivas.

AMLO acertó en señalar como tema prioridario a la corrupción y la desigualdad los males que hay que extirpar. Pero ya entrado en la problemática de la ejecución, nos habló de los fenicios. (Julio Faesler, Excélsior, Nacional, p. 13)

Otros ángulos / Los sueños y quejas de doña Olga

El 25 de noviembre pasado, 53 senadores del PAN, PRD, MC y PRI emplazaron a Olga Sánchez Cordero, actual presidenta de la Mesa Directiva a presentar una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia contra el decretazo, el cual —así lo dijeron—, viola la Constitución y atenta contra la División de Poderes.

Bien sabemos que al señor López Obrador no le gusta que alguien meta las narices en alguna de sus obras, más si son icónicas y harto significativas de su huella por este mundo. Le satisface decir que sus acciones son honestas, con personal decente y los contratistas que son beneficiados son honrados. No requieren de concursos ni tampoco cumplir con las leyes ni reglamentos oficiales, que francamente son muy engorrosos. Para librar sus trabajos con rapidez y eficiencia, nada es mejor que ignorar eso llamado Constitución y leyes y reglamentos que se derivan. La prueba de esa fórmula está en la construcción del primer piso del Periférico, cuando el señor López Obrador fue jefe de Gobierno de la capital. Tan eficaz fue el resultado que todavía ahora, tres sexenios más tarde, no sabemos con certeza cuánto costó esa obra.

Pues bien, doña Olga, desde su perspectiva técnica, ha dicho que presentar una controversia es improcedente puesto que “es inexistente el principio de agravio respecto del Senado”. Si bien esto pareciera responder al atentado contra la División de Poderes, deja bailando lo medular: mantener bajo el resguardo de un cofre inexpugnable, todo lo relativo a la construcción de obras federales en comunicaciones, telecomunicaciones, sector aduanero, fronterizo, hidráulico, hídrico, medio ambiente, turístico, salud, vías férreas, ya que serán consideradas de interés público y de seguridad nacional, por lo que tendrán dispensa de trámites. Además, eso convendría adecuadamente a tener desterradas las leyes de transparencia y acceso a la información.

Algo tan grueso como lo anterior, doña Olga cuando fue ministra de la Corte jamás lo hubiera dejado pasar, muchísimo menos defender. Pero las cosas cambian, ésta es la génesis del poder. El poder crea las reglas, pero éstas no son para él, son para los demás.

En el siglo XVII, su majestad Luis XIV transformó a sus nobles en espantajos con listones, quienes necesitaban dedicar horas a su arreglo personal, por lo que no tenían tiempo para pensar ni ocuparse de la política; ésta era asunto del rey. Ahora es igual. Así, doña Olga está en lo que ha calificado como su sueño, estar en el Senado y de este modo defender a su rey ante cualquier viento que despeinarlo quiera.

No obstante, unos días más tarde, doña Olga reveló que cuando fue secretaria de Gobernación “mucha gente cercana al Presidente, alguna gente, no mucha (sic), alguna gente desvalorizó mi trabajo” y después de respirar, continuó: “…a pesar de que yo me esmeraba por cumplir la responsabilidad del cargo, que es una de las posiciones más importantes y difíciles”. Finalmente remató señalando que en el Senado (su sueño), buscará legislar para corregir los desequilibrios laborales entre hombres y mujeres.

Tengámoslo presente, los cambios de poder, llámense como se llamen, son cambio de élites. La ley de la obediencia está por encima de cualquier diferencia de género, no importa ser hombre o mujer, una vez en el poder, ambos actuarán de la misma manera. Doña Olga lo atestigua.

Entre tanto, el decretazo se abre camino para buscar el blindaje de obras y proyectos del gobierno federal. (Raúl Cremoux, Excélsior, Nacional, p.17)

Culpables

En 2011, un joven de Iztapalapa es injustamente acusado de homicidio; en 2021, cuatro jóvenes de Tabasco son injustamente acusados de secuestro. En los diez años que median entre Presunto culpable, el primer documental de Roberto Hernández, y Duda razonable, su nueva serie televisiva, el principal cambio que se produjo en nuestro ámbito judicial fue la implementación del sistema penal acusatorio a partir de 2016: una celebrada reforma que parecía destinada a contener tanto la extrema lentitud como las infinitas arbitrariedades cometidas durante el viejo sistema, cobijadas en la opacidad de las actuaciones ministeriales y judiciales llevadas a cabo por escrito. La aparición de los juicios orales anticipaba el fin de incontables atropellos, pues ahora todos los procesos serían ventilados en público.

Esa era, por supuesto, la teoría; y, si bien es imposible negar las ventajas del nuevo modelo, Duda razonable. Historia de dos secuestros constata que los vicios heredados del pasado no solo no han desaparecido, sino que se han reconcentrado: pese a la publicidad de las actuaciones -que además son grabadas-, la falta de garantías para los acusados continúa siendo obscena. Las estadísticas no mienten: si en el antiguo sistema menos del uno por ciento de los delitos cometidos se resolvían, con el nuevo esa cifra apenas se ha incrementado en unas décimas. En 2011 -y en todos los años anteriores- México era un país sin justicia; en 2021, lo sigue siendo.

Tras un accidente automovilístico en una gasolinera de Macuspana, Tabasco -el municipio donde nació el Presidente-, cuatro jóvenes, Gonzalo, Darwin, Héctor y Juan Luis, son acusados por un hombre de identidad reservada de intentar secuestrarlo y de haberlo conseguido con su hermana. La policía los detiene con lujo de fuerza, los tortura brutalmente y el Ministerio Público no tarda en hacer suya la causa. Fuera de las declaraciones de la presunta víctima, no existe prueba alguna de su participación en los hechos, pero en un país que confía a ciegas en la prisión preventiva -una medida impulsada por el gobierno de Calderón que el de López Obrador ha ampliado hasta límites insospechados- basta con ser acusado de un delito “de alto impacto” para que las autoridades desdeñen la presunción de inocencia y los inculpados no tengan más remedio que defenderse desde la cárcel.

Frente a la decisión del poder de imputar a alguien -y el deseo de publicitar su éxito en la lucha contra el crimen-, la supuesta transparencia de los juicios orales no sirve de nada. La apasionada defensa de estos jóvenes se enfrenta a la corrupción y mala fe del Ministerio Público y la burda complicidad de los jueces: la única diferencia es que, mientras en Presunto culpable éstos se resistían a ser grabados, en Duda razonable ahora todos podemos observar transparentemente su desfachatez. Tras ser condenados en primera instancia a tres años y medio de prisión -lo cual los dejaría libres muy pronto-, el Ministerio Público actúa perversamente para apelar la decisión y un juez de control aumentará la insensata sentencia a cincuenta años.

Mientras veía la serie, no podía dejar de pensar en Israel Vallarta y Florence Cassez: por más que la acusación contra ellos tuviera mucho mayor impacto político y mediático, en esencia son casos idénticos. En ambos el poder no dudó en torturar, manipular testigos, inventar pruebas (y desdeñar las de la defensa), a fin de crear culpables a modo y presumir así su eficacia en la lucha contra el secuestro. Dos vertientes, separadas por tres lustros, de lo que es una regla y no una excepción: la podredumbre de nuestro sistema de justicia que no ha mejorado con los juicios orales.

México requiere una transformación radical que, más allá de la oralidad y la supuesta transparencia, impida que cualquier poder actúe arbitrariamente: para ello se requiere, entre muchas otras cosas, que todas las actuaciones policiales sean grabadas, que se introduzca la figura del jurado popular y que se elimine la prisión preventiva oficiosa que tanto ha defendido la 4T. (Jorge Volpi, Reforma, Opinión, p.11)

El futbolito de los sábados

Al principio no sabíamos ni cómo saludarnos. ¿De lejitos o de mano? ¿Con la máscara puesta o sin ella? Mis amigos argentinos, que se saludan de beso en la mejilla, la tenían más complicada todavía. Hubo, pues, una colección de saludos basados en los niveles de miedo por la variante Delta y, ahora, la Ómicron. Si el coronavirus te había tocado de cerca, el hola era más alejado. Con la muerte no se juega. 

Después de más de un año de no jugar al futbol los sábados por la mañana, debido a la pandemia, las vacunas disponibles para todo el que quiera en Estados Unidos nos permitieron regresar a la cancha. Era la señal que esperaba para recuperar un pedacito de normalidad. 

Somos un viejo grupo de unos 50 amigos que religiosamente nos ponemos los tacos y los shorts cada semana para recordar lo que fuimos. Casi todos nacimos en un país latinoamericano y jugamos al futbol desde niños. Este ritual sabatino nos regresa un poco de lo que dejamos atrás. Pero hoy hay más canas, más temores, un mayor aprecio por la vida y un reconocimiento tácito de lo efímera que es. 

Desde el 2003 nos reunimos en lo que llamamos la Golden League en un parque de Miami. Lo de Golden no es por lo brillante sino por aquello de los años dorados, que suelen ser los últimos. Pero luego de jugar de pequeños en la calle y en terrenos de piedras y lodo, con las rodillas raspadas, es un lujo muy de primer mundo pegarle a una pelota en una cancha con pasto artificial, uniformes y un árbitro que penaliza golpes y zancadillas, firmemente prohibidas para salvar el pellejo, los huesos y poder ir a trabajar el lunes.

El futbol, de alguna manera, nos ha salvado. Hay algo terapéutico y restaurador en perseguir un balón por 90 minutos para meterlo con el pie en una portería. La salvación está en la intensidad que le ponemos a algo tan absurdo e inútil. Es el homo ludens.

Además, es imposible encontrar otro deporte que sea tan sencillo, que agrupe a tantos jugadores y que tenga el mismo impacto a nivel mundial. El gesto del jugador portugués Ronaldo, despreciando dos botellas de Coca-Cola y prefiriendo una de agua, le hizo perder a la empresa cuatro mil millones de dólares en la bolsa de valores en el verano.

De igual manera, el futbol tiene el poder de cambiar las costumbres de todo un país. O tratar. La FIFA sancionó al equipo mexicano debido al grito homofóbico de sus fanáticos. Y pronto empezaron a gritar “México”. (El cambio, lo sé, duró poco y el Tri jugará dos partidos sin espectadores).

El futbol -lo han dicho otros- es lo más importante entre las cosas menos importantes. Y después de la pandemia, el futbolito de los sábados ha sido para mí un ejemplo de cómo la vida se renueva. Siento una alegría en los gritos, en las bromas y en las patadas que me sabe a nueva.

El futbol es vida.

El periodista Carl Zimmer, del New York Times, recuerda en un artículo que en 1992 un grupo de científicos de la NASA se reunió para buscar la definición de lo que es la vida. Y la encontraron: “La vida es un sistema químico autosostenible capaz de experimentar una evolución darwiniana”.

Esa definición de vida, tan alejada de la religión y los mitos, es una maravilla de síntesis. El fin de la vida es, simplemente, vivirla. No irse al cielo. (Si quieren discutir en una reunión, les recomiendo que saquen este tema a colación).

Pero hoy de lo que quería hablar era de futbol y de cómo nos hemos tenido que adaptar luego de más de cinco millones de muertes por el coronavirus en el planeta. Es la vida reinventándose y buscando huequitos para crecer y reproducirse. Es una batalla a muerte: nosotros contra el virus. Al final, creo, acabaremos por soportarlo, mas no desaparecerá por completo.

Mientras que en Estados Unidos casi toda la gente que conozco ya se vacunó, hay muchos países donde millones todavía están esperando su turno. Es totalmente injusto. Pero ese poderío económico estadounidense -que se traduce en muchas más vacunas de las necesarias- nos permitió a mis amigos y a mí regresar a la cancha de futbol. Somos afortunados.

En el último partido metí un gol. Cosa rara. Y mis amigos me lo celebraron como si fuera un campeonato mundial. Oí su risa, sentí el sol en mi cara y supe que, por esta vez, habíamos ganado. Estamos vivos. (Jorge Ramos Ávalos, Reforma, Opinión, p.10)

Te pueden interesar