26 de octubre de 2021

Aumenta angustia entre los yaquis por los desaparecidos

imagen-cuerpo

Aunque se divulgó que habían sido liberados varios de los 10 yaquis secuestrados, luego se supo que la Fiscalía halló osamentas, pero no se sabe a quiénes pertenecen

por Ana Jusaino y Roque Arbayo/Diario del Yaqui

En medio de especulación y desinformación sobre la supuesta aparición de los yaquis secuestrados el 14 de julio, la zozobra invadió al pueblo de Bácum y hasta muy tarde se les dijo que todavía no puede precisarse si son ellos, sino hasta que las pruebas de ADN lo confirmen o desmientan.

Durante la mañana de este lunes se informó que un convoy de unidades de la Fiscalía General de Justicia en el Estado (FGJE) partió durante las primeras horas hacia el rancho «El Chichiquelite» para realizar una diligencia.

Dicho asentamiento se ubica a unos 40 kilómetros al norte de Estación Corral, en una zona de difícil acceso, perteneciente al Municipio de Cajeme.

De manera extraoficial trascendió que al llegar al lugar agentes ministeriales fueron atacados a tiros, por lo que repelieron la agresión y abatieron a dos presuntos delincuentes; de igual modo, se mencionó que aseguraron una pick up que presentó varios impactos de bala.

Sin embargo, la Fiscalía en ningún momento emitió información, por lo cual en los medios de comunicación se desató una serie de versiones especulativas en el sentido, primero, que eran cinco personas rescatadas y cuatro sicarios muertos.

Otros señalaban que eran osamentas solamente las encontradas y, además, que en realidad se había liberado a los 10 desaparecidos, pero las autoridades tradicionales de Loma de Bácum permanecían sin conocer en detalle lo ocurrido.

«Si fue en la madrugada y los encontraron vivos, era para que los hubieran presentado con su gente», señalaban las mujeres yaquis reunidas en la iglesia y la comunila.

Decidieron entonces ir a la Agencia del Ministerio Público de Bácum a indagar mas y ahí les precisaron que solamente se habían encontrado osamentas, pero ellas dijeron no creer porque ya habían pasado en su búsqueda por ese sitio y no habían hallado nada.

TRISTEZA

Una tras otra brotaban las lágrimas del rostro de una mujer yaqui, y de manera discreta con un rebozo trataba de disimular el dolor que desgarraba a pedazos su alma.

La mujer es madre de uno de los desaparecidos y junto a ella había más madres, esposas e hijos que, según Norma García, recibieron una respuesta desalentadora por parte del Ministerio Público de Bácum.

Según la Fiscalía, encontraron varias osamentas y dos cuerpos en estado de descomposición en un arroyo ubicado en el rancho «El Chichiquelite», informaron los familiares.

García comentó que en tres días más la Fiscalía revisará sí el ADN corresponde a sus familiares; previamente verificarán si las prendas de ropa pertenecen a los privados de su libertad.

imagen-cuerpo

Por la tarde, un gran número de autoridades de la Fiscalía y otras corporaciones policiacas llegaron a Loma de Bácum a enfrentar los reclamos de la gente, pero contestaron que este miércoles, a las 12:00 horas, les dirán si pertenecen o no a sus familiares los cuerpos encontrados y que fueron llevados a Hermosillo para su análisis.

Supuestamente en esa reunión estará el gobernador Alfonso Durazo Montaño, quien este día tenía cita con los familiares en Hermosillo.

Los funcionarios se limitaron a señalar que no podían confirmar si los restos óseos pertenecen a los desaparecidos, sino hasta que el examen de ADN, cuyas muestras pidieron a los familiares, confirme o desmienta esa información.

También la Fiscalía emitió ya tarde en sus redes sociales un mensaje en el mismo sentido de que se trabaja en la identificación de los restos.

Pero las familias yaquis indicaron que ellas seguirán buscando a los suyos, porque no creen en la información vertida por las autoridades.

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura