26 de octubre de 2021

AMLO promete tierras, agua y recursos para yaquis…

  • Omite tema de seguridad y desaparecidos
  • No hay agua para el nuevo distrito de riego, dicen productores
  • «Es indispensable cancelar el Acueducto Independencia»: Cuauhtémoc Cárdenas

En su búsqueda por hacer justicia para la tribu yaqui el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la ceremonia de Petición de Perdón por Agravios a los Pueblo Originarios donde, con base a lo proyectado por el Plan de Justicia, firmó una serie de decretos y acuerdos para otorgar a la etnia recursos, agua y tierras; además pidió perdón por los crímenes del pasado cometidos contra la etnia.

«Ese régimen ha quedado atrás. El Estado mexicano no debe permitir nunca más la marginación, el abuso y las injusticias en contra de los yaquis ni de ningún otro grupo étnico», señaló el presidente tras firmar el decreto para la creación del Distrito de Riego 018, el cual será exclusivamente administrado por la tribu yaqui. 

El 018 tendrá una superficie de 126 mil 259 hectáreas de las cuales 61 mil 223 serán irrigables por un volumen de 673 millones de metros cúbicos. El otro acuerdo que el presidente firmó fue la construcción de un Acueducto Yaqui para abastecer de agua potable y libre de contaminantes a los ocho pueblos, este tendrá una longitud de 158 kilómetros que va a comenzar en la presa Oviáchic hasta Guásimas y Bahía de Lobos

También se firmó un acuerdo para restituir, en una primera parte, 2 mil 943 hectáreas de tierras, en total se piensa devolver a la etnia 20 mil hectáreas. Entre los otros proyectos que destacó López Obrador fue la construcción de una Unidad Médica en cada pueblo Yaqui y la construcción de un Hospital del Instituto Mexicano del Seguro SocialBienestar. En conjunto los proyectos contemplan una inversión de 11 mil 600 millones de los cuales ya se han invertido mil 500 millones en dos años que se lleva trabajando en el Plan de Justicia. 

Silencio en el tema de los desaparecidos y seguridad

Por fuera de la ceremonia, los familiares (esposas, hermanas, hijos) de los 10 desaparecidos en Loma de Bácum el pasado 14 de julio (siete de ellos integrantes de la etnia) se manifestaban exigiendo ser atendidos por el presidente. En su discurso, Andrés Manuel no dedicó ninguna palabra al tema, no pidió perdón por las desapariciones ni habló de la inseguridad que azota a las comunidades yaquis donde se ha evidenciado la presencia del crimen organizado. Y aunque los familiares de los desaparecidos tenían la esperanza de poder entablar algún tipo de diálogo con él no sucedió así. En cambio se les trató como personas «no invitadas» ya que no se les dejó pasar más allá de las barreras de contención. 

«Es indispensable cancelar el Acueducto Independencia»: Cuauhtémoc Cárdenas

Cuauhtémoc Lázaro Cárdenas Solórzano, uno de los invitados especiales a la ceremonia, inició su discurso pidiendo justicia para Tomás Rojo Valencia y Luis Urbano Domínguez Mendoza, «(…) los asesinatos de Tomás Rojo y Luis Urbano luchadores por los derechos de los Pueblos Yaquis no pueden quedar impunes, los asesinos tanto los materiales como los intelectuales deben recibir las sanciones que manda la ley». En su mensaje Cárdenas Solórzano pidió al titular del ejecutivo cancelar el Acueducto Independencia, «además de los trabajos que garantizan la plena eficiencia del sistema de riego, es indispensable señor presidente antes que nada cancelar el Acueducto Independencia». 

Dijo que este se construyó pasando por encima de disposiciones judiciales y a pesar de varios mandamientos para que no se construyera o se suspendiera su construcción, «hoy extrae 30 millones de metros cúbicos de agua de la cuenca del Río Yaqui para llevarla a la cuenca del Río Sonora, y como nuevas violaciones a la ley a este acueducto se le han instalado tomas clandestinas por lo que va regando terrenos aledaños a todo lo largo de su desarrollo y las pretensiones de quienes se benefician o quieren beneficiarse de esas aguas es que llegue a conducir hasta 150 millones de metros cúbicos». 

El tres veces candidato a la presidencia de la República aseveró que una «primera muestra de voluntad» del Gobierno será cancelar la operación del acueducto y con ello evitar que se retengan arbitrariamente 600 millones de metros cúbicos de agua del Río Yaqui en la presa El Novillo

Preocupa a productores el Distrito 018

Las distintas organizaciones agrícolas del sur de Sonora así como el Movimiento Ciudadano por el Agua, han denunciado en diversas ocasiones, la afectación que crearía el Distrito de Riego 018, ya que sustentan que no existe el agua que el presidente y el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) prometen para la etnia. 

Cometen un error aquellos que piensan que el impacto hidrológico y medioambiental es igual cuando el agua se utiliza en la misma cuenca o en otra. Desconocen de los principios científicos que rigen esta materia y la experiencia en muchas partes del mundo donde los trasvases en zonas áridas y semiáridas como lo es Sonora (…) la disponibilidad de agua en las cuencas hidrológicas no son cuentas bancarias donde se pueden hacer traspasos sin afectar el sistema (…)», firmaron 19 organizaciones agrícolas y empresariales en un desplegado difundido en los diversos medios de comunicación.

Te pueden interesar

47 min de lectura
31 min de lectura
35 min de lectura