24 de junio de 2021

AMLO lo dijo siempre: son el PRIAN, ya no lo simulan: Durazo

AMLO lo dijo siempre: son el PRIAN, ya no lo simulan, afirma Durazo |  SinEmbargo MX

Alfonso Durazo, candidato de Morena al Gobierno de Sonora, opinó que tanto el PRI como el PAN “se quitaron las máscaras”, pues ya no simulan que son fuerzas políticas opositoras, por lo que consideró que López Obrador no se equivocó al referirse a los integrantes de estos partidos como PRIAN.

Ciudad de México, 27 de mayo (SinEmbargo).– La alianza de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) muestra que durante todos estos años de lucha política Andrés Manuel López Obrador tuvo la razón: son el PRIAN y hoy está compuesto de “personajes francamente impresentables” y que son una pena, dijo esta noche Alfonso Durazo Montaño, candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la gubernatura de Sonora.

En entrevista en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela por el canal SinEmbargo al Aire en YouTube, Durazo Montaño expuso que hasta hace un tiempo ambos partidos respetaron fronteras políticas que les permitían simular con mayor eficacia la separación “y de esa manera engatusar más fácilmente a la gente”. Pero hoy se han quitado las máscaras, afirmó.

Este miércoles, en Hermosillo, le echaron montón los constructores del PRIAN, entre ellos Claudio X. González Guajardo y Gustavo de Hoyos, entre otros, le preguntó Delgado Gómez.

–Sí, efectivamente, esta semana ha estado salpicada la campaña con la presencia de connotadas figuras de la Ciudad de México, cuando uno de los ataques fundamentales que me han lanzado desde el PRIAN es precisamente el del centralismo y ese discurso simplón que ha pretendido descalificar mi oriundez, pero contradictoriamente todos los respaldos vienen del centro del país, de la Ciudad de México, la mayoría de ellos –quisiera decirlo con el mayor respeto que me sea posible– francamente impresentables. Qué agrega a una campaña política en Sonora la presencia de un tipo como Claudio X. González, como Osorio Chong, como Gustavo de Hoyos, como Vicente Fox metido en el paquete echándole porras salvajes al candidato del PRIAN, francamente es una pena –comentó Durazo Montaño.

“Pero prueba lo que hemos dicho históricamente desde 2006, aunque a mí no me gustaba mucho la expresión esta de Andrés Manuel del PRIAN, pero finalmente Andrés Manuel tenía razón: son el PRIAN. Había el respeto a ciertas fronteras políticas que permitían simular con mayor eficacia la separación y de esa manera engatusar más fácilmente a la gente. Ahora ya se quitaron las máscaras, con borrego y sin borrego, y ya es claramente identificable. Imagínense ustedes a Zambrano apoyando a Ernesto Gándara, a “Alito” Moreno, pues ahí están; ya nada más faltó el líder del sindicato de Pemex, Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Salinas, y el cuadro hubiese quedado completo.

El empresario mexicano Claudio X. González Guajardo. Foto: Cuartoscuro.

“Afortunadamente hay una cada vez mayor madurez de la gente. Hay un hartazgo cada vez más razonado y mejor documentado, consecuentemente nada de esto representa un beneficio, al contrario: creo que puede ser un auténtico boomerang contra la campaña del PRIAN”, expuso el exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, del 1 de diciembre de 2018 al 30 de octubre de 2020, cuando renunció para buscar la gubernatura de su estado natal.

LAS PROPIEDADES DE DURAZO

–Hay una movilización clara, que empieza con la renuncia de Ricardo Bours para fortalecer la campaña del PRIAN, recordemos que Bours estaba en Movimiento Ciudadano (MC), pero renuncia y se une al PRIAN, y luego sale una publicación fuerte en Latinus respecto a sus propiedades y, además, avanza con esta visita de las figuras del PRIAN, los padres fundadores del PRIAN –Gustavo de Hoyos y Claudio X. González–, todo esto porque sí hay una pelea porque Sonora es importante y, además, hay una batalla por la Nación –le planteó Páez Varela.

–Sí, es una batalla por el rumbo de la Nación, pero esa batalla la tienen perdida porque no hay factor de cohesión en las fuerzas opositoras, luego han degradado su objetivo por una batalla por la frontera norte. Sin embargo, aquí en el caso de Sonora, se van a topar con pared. La pelea por Sonora no es porque tengan posibilidades de ganarla, sino porque están aquí poniendo toda la carne al asador, en el lenguaje de nuestra tierra, pretendiendo crear la ilusión de que vamos empatados, de sembrar desesperanza, sembrar confusión, pero estamos muy lejos de ese escenario. Llevo, dicho con plena responsabilidad, sin aspavientos, ni nada de eso, 20 puntos de ventaja frente a mi más cercano competidor que, en cualquier campaña, es una ventaja francamente irremontable, más a unos cuantos días de la elección. La ventaja que tenemos es que no sólo vamos adelante, sino que de manera consistente hemos ido sumando apoyos políticos. Como se puede ver en los eventos, el entusiasmo de la gente es extraordinario, es excepcional, casi casi ni parecería que hay pandemia, respetamos obviamente la restricciones sanitarias, pero el ánimo de la gente es de entrega total. Puede haber eventos del PRIAN que tengan el mismo número de asistentes que el nuestro, pero yo digo: a ver, la gente te puede vender su presencia y su credencial y su voto, pero jamás vende su entusiasmo, jamás vende su compromiso. Tú no vas a ver un evento del PRIAN entusiasta, alegre, comprometido, eso jamás, eso no existe en el PRIAN, porque las presencias son comprometidas de alguna manera, con frecuencia vulgarmente –consideró Durazo, quien nació en Bavispe Sonora, el 11 de julio de 1954.

“Ahora, en el tema de las propiedades: yo, desde el 2015, en una expresión de compromiso con la transparencia, presenté mi 3 de 3 como presidente de Morena en Sonora, que no era ni funcionario, era nada más un gesto político de compromiso con la transparencia, ahí está; ahí están también mis declaraciones históricas en la Función Pública, nada más que quien les da lectura no entiende que cuando tú modificas una declaración en la Función Pública no haces de nuevo el inventario de tu declaración, sino que solamente presentas tu modificación. Así es que eso no ha tenido ninguna relevancia.

“Tengo una ventaja: son muchos años en el servicio público. Ahí he ayudado a muchísima gente arriba y abajo, particularmente a los de arriba que luego te presentan cosas que implican beneficios económicos para ellos. Ayudé a muchísma gente cuando estuve con Luis Donaldo [Colosio], luego cuando estuve con el Presidente Fox y ahora durante el Gobierno del Presidente López Obrador. Y tengo una ventaja: en tantos años de la vida pública no hay quien diga que me ha centaveado, y somos muy pocos los que lo podemos decir”, afirmó Alfonso Durazo

–Ahora, hablando de los padres fundadores del PRIAN, ya formalmente fusionados en una coalición nacional, Va por México. Pero, desde el año pasado, hay personaje que ha ido articulando esta alianza que incluyó este acto de simulación de Gándara, “El Borrego”, renunciando al PRI para ser candidato ciudadano del PRI y del PAN. Ese personaje se llama Rubén Aguilar Valenzuela, quien fue el Vocero de Vicente Fox en la Presidencia de la República, y pregunto si también es un ajuste de cuentas por este libro, Alfonso: Saldos del Cambio, que usted escribió y que detalla episodios que tienen que ver con, por ejemplo, el desafuero de Andrés Manuel López Obrador tramado en la Presidencia de Fox, sino también las andanzas de Martha Sahagún, lo sueños presidenciales de esa señora. ¿Tiene qué ver esta lanzada en contra suya por parte de Rubén Aguilar, como uno de sus instrumentadores, como un ajuste de cuentas en contra suya desde el Gobierno de Fox? –le preguntó Delgado.

–Mira, puede ser porque Rubén ha sido un incondicional de la pareja presidencial, indignamente incondicional. El libro no fue un ajuste de cuentas por una razón: porque tuve la equivocada decisión de haberle quitado alrededor de 100 cuartillas a ese libro atemorizado por las consecuencias. Yo sufría de un acoso tremendo por parte del Gobierno, la verdad es que me faltó lomo para recibir los reatazos que me dieron; sin embargo terminé quitándole 100 cuartillas y me arrepiento profundamente, me arrepiento tremendamente de haberlo hecho”.

“Pero en el caso de Rubén sí debe haber un componente de mezquindad, conociéndolo como lo conozco, pero tiene una desventaja en este terreno: no tiene absolutamente ninguna experiencia política; podrá ser analista político, yo escribí cinco años en la página editorial de Reforma –no trabaja por supuesto en el Gobierno– y disfrutaba enormente la capacidad de abstracción que te permite el cubículo respecto a la realidad nacional. Bueno, pues el caso de Rubén: alejado de la experiencia política y electoral, pues consecuentemente no creo que sea el mejor asesor y eso explicará muchos de los desaciertos que, desde mi punto de vista, se han cometido en esta campaña”, dijo Durazo.

–Perdón, nada más una precisión: el ajuste de cuentas de ese libro no es hacia ese grupo, más bien ese grupo hacia usted. Y otra cosa: ¿qué tenían esas 100 cuartillas que quitó? –le inquirió Álvaro Delgado.

–La verdad, sin ánimo de eludir el tema, ya no lo recuerdo, pero era lo más filoso del libro y cometí el error de quitarlas. Yo recuerdo que don Julio Scherer García me recomendaba: “no le mueva, no le quite ni una coma”, y lamentablemente tenía razón: no se las debí haber quitado, pero me di cuenta tarde, cuando ya el libro estaba publicado y era irreparable en la coyuntura el error que había cometido. Pero ya habrá tiempo de escribir esa historia con los ánimos más ponderados.

FOX

–Vicente Fox reaparece con ganas de pelear con Alfonso Durazo, y sí es llamativo porque es el Presidente con el que usted participó. ¿Le debe algo a Vicente Fox? ¿Vicente Fox le debe algo a usted? –le preguntó Páez.

–No le debo nada porque yo fue un aliado de él, no fui un empleado, y mucho menos un empleado incondicional. Fui un aliado político, así me asumí siempre, y conservé al interior de Los Pinos mi capacidad para hablarle con verdad, con transparencia, con compromiso, con honestidad. Él ha estado muy beligerante invariablemente contra mí, ahí sí no dudo que con el ánimo de ajustarme cuentas, pero nunca le había contestado en 15 años hasta hace unos meses que habló de corrupción y le recordé los niveles de corrupción que había tenido su Gobierno: cómo lo había recibido y cómo lo había entregado. Lo recibió en el lugar número 53 del ranking de corrupción mundial y lo entregó en el lugar número 70; ha sido uno de los gobiernos más corruptos en la historia de nuestro país y eso ya es decir bastante. Ahí recordaba que jamás había tomado un quinto de su Gobierno, ni de ningún otro. En el caso del Gobierno de Vicente Fox ni siquiera un boleto saqué de Los Pinos para volar a Sonora, así es que tengo toda la autoridad moral para decir lo que quiera. Le decía también al Presidente Fox que para tener la lengua larga hay que tener la cola corta, lo que lamentablemente no es su caso. Y ya, se cayó por un tiempo, pero es imposible mantener callado a Vicente Fox, así diga puras intrascendencias.

Te pueden interesar

50 min de lectura
43 min de lectura
59 min de lectura