27 de septiembre de 2022

Alejandra Cuevas, libre tras más de 500 días en prisión

Acusa al Fiscal Gertz Manero, hermano de su esposo, de fabricar un delito para que muriera encarcelada

.

Alejandra Cuevas Morán salió del penal de Santa Martha Acatitla cerca de las 15:45 horas (tiempo local), en la Ciudad de México (CdMx), luego de 527 días presa por el supuesto homicidio de Federico Gertz Manero, hermano del ahora Fiscal Alejandro Gertz Manero, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le concedió un amparo liso y llano.

En sus primeras declaraciones, y acompañada de su abogado, Cuevas Morán dijo estar contenta por haber obtenido su libertad y expuso a los medios que su prioridad en ese momento era ir a ver a su madre.

“Tengo la certeza que sin ustedes el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, me hubiera sepultado para siempre en la cárcel con un delito que él fabricó”, señaló antes los medios, a quien agradeció que publicaran su caso, y a sus hijos.

Alejandra Cuevas leyó un breve mensaje de dos páginas donde agradeció a los medios por haber dado difusión a su causa, “a pesar de presiones y venganzas”. También expuso que en su estancia en Santa Martha se dio cuenta de las malas condiciones en que viven las mujeres en reclusión. “Todas aquí somos invisibles”.Por último, pidió al Presidente Andrés Manuel López Obrador para pedirle que los proteja “de cualquier eventualidad futura” a su madre, sus hijos y ella misma. “Pediré una cita [con él] lo antes posible”, precisó.

Posteriormente, subió a una camioneta y partió del lugar. Sus hijos, que se ubicaron en las escalinatas de la Suprema Corte, en el centro de la CdMx, para seguir la sesión que acabó amparando a su madre, presumiblemente se reunirán con ella y con su abuela en su casa.

Una hora antes, los 11 ministros de la Suprema Corte le concedieron por unanimidad un amparo liso y llano, y determinó otorgarle libertad inmediata. Además, minutos antes de esa decisión, los ministros que integran el Pleno del Máximo Tribunal del país ordenaron anular una orden de aprehensión contra su madre, Laura Morán Servín.

Madre e hija fueron acusadas por Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), de no haber brindado los cuidados necesarios a su hermano, Federico Gertz Manero, lo que habría provocado su fallecimiento.

Familiares de Alejandra Cuevas se reunieron a las afueras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para conocer la resolución de su Máximo Tribunal. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro

El Pleno de la SCJN analizó los nuevos proyectos de resolución de los recursos de revisión interpuestos por el Ministerio Público Federal y Alejandro Gertz Manero, así como los recursos de revisión adhesiva interpuestos por Laura Morán Servín y Alejandra Cuevas Morán, en contra de las respectivas sentencias de amparo, en las que se concedió la protección constitucional a estas últimas para efectos y para que se corrigieran vicios formales.

De acuerdo con lo fallado en la sesión del pasado 14 de marzo, el Pleno procedió a analizar el fondo de los asuntos, a fin de determinar si la orden de aprehensión y el auto de formal prisión dictados en contra de las quejosas, son constitucionales; en particular, si se encontraba acreditado el cuerpo del delito y la probable responsabilidad de las quejosas en el delito de homicidio doloso del señor Federico Gertz Manero.

Al respecto, la Suprema Corte determinó que la orden de aprehensión y el auto de formal prisión dictados en contra de Laura Morán y Alejandra Cuevas, respectivamente, son inconstitucionales, ya que la autoridad no acreditó los requisitos que establece la Constitución para ello.

En el caso de la señora Morán Servín, luego de analizar las pruebas del expediente, el máximo Tribunal del país determinó que la quejosa procuró, de acuerdo con sus posibilidades, atención y cuidados a su pareja, pues confió su salud a personal técnicamente preparado para ello, por lo que no se demostró que hubiera incurrido en un delito bajo la modalidad de “comisión por omisión”.

Asimismo, por lo que hace a la señora Cuevas Morán, la Suprema Corte concluyó que fue incorrecto atribuirle el fallecimiento del señor Federico Gertz bajo la figura de “garante accesoria”. Ello, pues se trata de una figura inexistente en la ley; además de que, si bien colaboró con su madre en algunas de las tareas de cuidado, no existe evidencia alguna de la que se desprenda que la quejosa aceptara hacerse cargo del enfermo, tomara decisiones sobre sus cuidados o siquiera habitara con el occiso.

En consecuencia, y dado que esta última se encuentra privada de su libertad, el Ministro presidente de la Suprema Corte instruyó a la Secretaría de Acuerdos para que, por los medios más eficaces y expeditos, notificara la determinación del Tribunal Pleno a las autoridades correspondientes, a fin de que se le ponga en absoluta e inmediata libertad.

EL CONFLICTO FAMILIAR DE GERTZ MANERO

Laura Morán Servín, quien fuera pareja sentimental de Federico Gertz Manero, y su hija Alejandra Guadalupe Cuevas Morán mantuvieron un pleito legal luego de que el titular de la FGR acusara a las dos mujeres de no haber brindado los cuidados necesarios que su hermano requería, lo que habría provocado su fallecimiento.

El abogado Federico Gertz, hermano de Alejandro Gertz Manero, murió en septiembre de 2015 en la Ciudad de México a causa de una “congestión visceral generalizada, producto de una neumonía y un choque séptico por una úlcera en la espalda”, según el estudio de los forenses que fue citado por El País en diciembre de 2020.

Sin embargo, el titular de la Fiscalía General de la República denunció que esa congestión había sido provocada por el maltrato que sufría Federico, de 82 años, por parte de su pareja y las hijas de ella. Gertz Manero, quien en 2015 dirigía la Universidad de las Américas en la Ciudad de México, dijo que las autoridades de la capital no investigaban el caso de su hermano por asuntos políticos.

Te pueden interesar