Categorías
Noticias

LA GRILLA DE HOY

  • INTERESANTES Y A VECES INTRIGANTES COMENTARIOS DE LOS COLUMNISTAS POLÍTICOS 

Las columnas políticas hoy, lunes 22 de febrero de 2021

Templo Mayor/REFORMA, 22 Feb. 2021

DE ACUERDO con las primeras imágenes de la sonda «Perseverance», el suelo de Marte está más parejito que las cuentas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

SEGÚN los primeros reportes sobre la Cuenta Pública 2019, esta administración trae como sello el manejo poco ortodoxo (de alguna manera hay que llamarlo) del presupuesto. Y es que sólo en ese primer año del sexenio se detectaron detallitos como que hay muertos cobrando becas de Jóvenes Construyendo el Futuro; que la cancelación del NAIM resultó tres veces más cara de lo que presumió AMLO, y que el aeropuerto de Santa Lucía es un proyecto sin plan de vuelo.

LO MÁS sorprendente en el informe de la Auditoría Superior de la Federación fue que a sus inspectores no los dejaron pasar en ¡la Secretaría de la Función Pública! Como quien dice, la «implacable» Irma Eréndira Sandoval resultó ser la «infranqueable».

NO ES por ser malpensados -bueno, tal vez un poco- pero resulta extraño ver cómo las redes obradoristas y los youtubers de la 4T se dieron vuelo atacando en estos días a Patricia Olamendi.

COMO SI se les hubiera aparecido el arcángel San Gabriel con tales revelaciones, los voceros del vocero comenzaron a repetir a coro, cada uno en sus respectivos canales, la misma cantaleta en contra de la feminista y defensora de los derechos humanos. Y todo porque Olamendi forma parte del equipo de defensa de una de las mujeres que acusa a Félix Salgado Macedonio por agresiones sexuales.

DA LA IMPRESIÓN de que a alguien en Palacio Nacional en lugar de «Presidente, rompa el pacto» entendió «Que alguien pague el pato».

CUALQUIERA podría pensar que los priistas de Monterrey no le tienen miedo al apellido Colosio… ¡le tienen pánico! Resulta que el PRI pretende cerrarle a la mala el paso a Luis Donaldo Colosio Riojas, para que no participe en las elecciones para la alcaldía regiomontana.

SEGÚN ESTO, unos «vecinos» denunciaron que no cumple con el requisito de residencia, pese a que él mismo asegura tener 14 años viviendo en ese domicilio. Con eso pretenden impugnar su registro como candidato de Movimiento Ciudadano. Priistas tirándole a Colosio, ¿cuándo se había visto?

PARA AHORRAR energía en los horarios de mayor demanda, el gobierno federal y la CFE lanzaron un campaña para «apagar un foco». Si tan sólo se les prendiera el foco de no aprobar la contrarreforma eléctrica.

@#

Bajo Reserva/El Universal

Hacen fantocherías en vuelo de AMLO

A alguien le deberá el presidente Andrés Manuel López Obrador jalar las orejas, pues no están respetando sus deseos. Nos hacen ver que el mandatario se precia de viajar como un ciudadano común en aviones de línea, sin la parafernalia de sus homólogos del “periodo neoliberal” y sin generar molestias a los ciudadanos. Sin embargo, este fin de semana no fue el caso, nos comentan. El sábado, en el vuelo Tijuana-La Paz, en el que viajaba el presidente López Obrador, se tuvieron que modificar los asientos de todos los pasajeros para que el mandatario federal y su comitiva viajaran juntos y separados del resto de los pasajeros. Nos aseguran que en esto no tuvo nada que ver el Presidente, sin embargo ¿se habrá dado cuenta de este hecho?, ¿alguien está haciendo, como él lo diría, “fantocherías”?

Los secretarios que se le han escabullido al virus

Ahora que el subsecretario Hugo López-Gatell resultó contagiado y que padece Covid-19, nos hacen ver que los que deben redoblar precauciones son los secretarios de Salud y de Relaciones Exteriores, Jorge Alcocer y Marcelo Ebrard, pues ambos estuvieron cerca, y algunas ocasiones sin cubrebocas, tanto de don Hugo, como del secretario de la Defensa Nacional, el general Luis Cresencio Sandoval. Tanto el doctor Alcocer, como el canciller Ebrard lograron salir sin contagios cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador dio positivo a Covid hace una semanas, pese a que los dos forman parte del equipo más cercano del mandatario. Ambos son mayores de 60 años por lo que están dentro del grupo de los 15 millones de mexicanos que el Presidente prometió vacunar a más tardar el 15 de abril, habrá que ver si logran seguir evadiendo al virus hasta que les llegue el día de ser vacunados.

Una voz de Morena que pide detener la reforma del Presidente

Mientras la mayoría de Morena se apresta a aprobar la reforma eléctrica impulsada por el Presidente, dentro de esa fuerza política hay una voz que pide calma y advierte de consecuencias si esa iniciativa pasa sin mayor discusión.  Anoche, el diputado de Morena Porfirio Muñoz Ledo lanzó un llamado urgente para posponer la votación este martes de la iniciativa del Presidente, pues advirtió que esta reforma  podría implicar que México incumpla con acuerdos internacionales en materia de cambio climático de los que el país ha sido el principal impulsor. Dijo que México ha participado en las cumbres internacionales sobre cambio climático como la de Kioto,  Cancún y París y se ha caracterizado por impulsar medidas para frenar el calentamiento global. Sin embargo,  los morenistas aseguran que la aprobación es un hecho, pues los votos de las fuerzas de la autollamada Cuarta Transformación, por sí solos, les permiten cumplirle al Presidente  y dar luz verde a su iniciativa, la primera en calidad de preferente que envía al Congreso de la Unión durante su mandato.

Distinguen al rector Graue

Como le adelantamos, el rector de la  UNAM, Enrique Graue, recibirá el doctorado honoris causa por parte de la Universidad de Panamá. Nos confirman que dicho galardón le será impuesto este miércoles. El reconocimiento al doctor Graue por la Universidad de Panamá es por sus aportaciones e impulso a las tareas educativas y de investigación científica. Se trata, nos explican,  de la distinción más alta que confiere la universidad panameña a quienes han contribuido al campo de las ciencias, arte, cultura y humanidades. La ceremonia se realizará de manera virtual, debido a las medidas sanitarias derivadas de la pandemia de Covid-19.

@#

Se asoman a San Lázaro las tomas de tribuna

Confidencial/ElFinanciero_Mx

A pesar de la epidemia y del semáforo naranja todavía de “alto riesgo”, diputados federales del PAN y el PRI nos anticiparon que “no está descartada la toma de tribuna” este martes, en el pleno del Palacio Legislativo de San Lázaro, en la discusión y votación de las reformas a la ley eléctrica de AMLO. “Con o sin sana distancia, habrá ruido”, dicen panistas. Incluso en el PRD aseguran que “no se irán limpios los de Morena y aliados”. “Es un atropello de la mayoría parlamentaria de la transformación de cuarta”, se quejan priistas.

Colosio acusa intimidación

El candidato a la alcaldía de Monterrey por MC, Luis Donaldo Colosio Riojas, se quejó de que ayer, mientras él y su esposa estaban en la Ciudad de México para recoger su constancia de candidato, agentes ministeriales fueron a su casa “a molestar a mis vecinos e intentar ingresar a mi domicilio, donde están nuestros hijos”. El primogénito de quien fuera candidato presidencial señaló, en claro tono de reproche, que le cuesta mucho trabajo explicarle a sus hijos “que los policías que nos deben proteger son utilizados por gente mala para tratar de amedrentar y robarse otra elección”, pues “tienen miedo de un tiro limpio en la contienda”.

Titular del Inai, al Senado

Mañana martes será un día muy movido en el Senado, ya que, además de realizar su sesión ordinaria a distancia, está previsto que la presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Blanca Lilia Ibarra, presente ante el pleno el Informe Anual de Labores a las 15:00 horas. Algo tendrá que decir la presidenta Ibarra a los senadores acerca de la posible desaparición del instituto, planteada por el Presidente. Posteriormente se realizará en la Cámara alta una sesión solemne, para recibir al presidente de Argentina, Alberto Fernández, a las 17:40 horas.

Coperacha en SLP

Los dirigentes nacionales de PAN, PRI y PRD, Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano, respectivamente, no sólo tendrán que hacer la coperacha para posicionar a su aspirante a la gubernatura de San Luis Potosí, Octavio Pedroza, presentado ayer con bombo y platillo, sino que además ya tendrán que incluir en sus gastos de campaña una motocicleta. Resulta que tras la fiesta que se armó en las calles potosinas, las caravanas de apoyo que se organizaron atropellaron a un motociclista que circulaba sobre la avenida Salvador Nava Martínez. Si bien el conductor se salvó, su moto no.

A río revuelto, ganancia de morenistas

Los conflictos internos en la oposición podrían beneficiar a Morena que, sin empacho, ha aceptado en sus filas a desertores de todos colores. Así ocurre en el Estado de México, donde ha habido inconformidad con ciertas postulaciones –por amiguismo, compadrazgo o herencia– en algunos municipios. Un ejemplo es Huixquilucan, donde existe una “cargada” a favor de Romina Contreras Carrasco, esposa del actual alcalde, Enrique Vargas, lo que ha levantado suspicacias entre militantes que han advertido que, de concretarse la candidatura de la primera dama municipal, voltearán bandera para apoyar a Enrique Garay, candidato de Morena a ese municipio.

Hugo y el lobo

Como si se tratara del cuento ruso de 1936, Pedro y el lobo, el contagio del vocero para la pandemia de Covid-19, Hugo López Gatell, resultó poco creíble, al menos para la oposición perredista y para el diputado Antonio Ortega Martínez, quien calificó la noticia de la enfermedad como un distractor. Mientras tanto, los funcionarios de Salud ya empezaron a decir que el subsecretario se encuentra con síntomas leves, frase que utilizaron cuando se enfermó el presidente López Obrador.

@#

La mecha corta del Presidente/Raymundo Riva Palacio

Estrictamente Personal

El Financiero, 

Estamos viviendo días peligrosos. El presidente de México está lleno de cólera y tiene enemigos definidos contra los que está luchando ferozmente, animando a los demonios a salir a la calle. La explosión se dio en una inolvidable trilogía de mañaneras la semana pasada, donde a partir de su defensa a brazo partido de Félix Salgado Macedonio, su candidato al gobierno de Guerrero, acusado penalmente de acosador sexual y violador por al menos tres mujeres, la reacción de miles, que fue creciendo proporcionalmente a las declaraciones de empatía con el presunto criminal y de desprecio de género de Andrés Manuel López Obrador, fue recogida en los medios. Ante esto, el Presidente no presionó por la verdad de las acusaciones y puso distancia de su defendido, sino buscó quién pagara por los cuestionamientos. Los medios de comunicación, periodistas e intelectuales, a los que desprecia y odia porque se han convertido en el único espejo de sus abusos y excesos, de sus ocurrencias y excentricidades, fueron su objetivo.

El pretexto que enmarcó todo fue la defensa de Salgado Macedonio, cuando mostró su furia contra esa parte pensante de la sociedad, de la que dijo se movió con fines electorales, minimizando la indignación fundamentada de miles de mujeres en México y en el mundo que reaccionaron por sus actitudes despectivas contra el género, y no por estar contra su gobierno o proyecto. Si lo vemos cuantitativamente, en la mañanera del 17 de febrero López Obrador pronunció un total de 8 mil 891 palabras, de las cuales, 717 se las dedicó a ese grupo de la sociedad pensante. En la mañanera del 18, de 5 mil 326 palabras, dedicó mil 539 a despotricar contra el mismo segmento. Y en la del 19, de 6 mil 693 palabras que pronunció, mil 659 fueron para subrayar su indignación y oposición contra todo aquello que fuera un espejo de su gestión pública. Demasiado tiempo en ataques, insultos, linchamientos y difamaciones, cuando tiene tantos frentes abiertos y crisis sin resolver. Pero que los medios lo desnuden lo encoleriza.

Le dedicó todo ese tiempo a quienes son el espejo de sus acciones porque, precisamente, no quiere que se reflejen sus acciones. En la semana pasada continuaron las malas noticias económicas y la ampliación de la pobreza durante su gestión, contradiciendo su proclama de lucha por el bienestar de los pobres. También siguieron avanzando los contagios por coronavirus y subiendo las muertes, contradiciendo todos los dichos y hechos de su estrategia contra el virus que, en realidad, naufragó en los primeros meses de la pandemia. Se le sumaron las evidencias del uso electoral del plan de vacunación, y emergieron las contradicciones dentro de su equipo por el tema de las vacunas que, como consecuencia, lo han obligado a mendigar dosis en el mundo y, ni así, son suficientes. Los homicidios dolosos se mantienen en alto y, lo que no había el año pasado, los delitos relacionados con el narcotráfico se están incrementando, así como el cultivo de coca, que hacía años no había en México. La crisis del gas texano nos regresó a los 70, con el llamado echeverrista evocado por López Obrador quien, ante las deficiencias de su equipo, dijo ahorre un poco, apague un foco.

Un presidente enojado es dañino para su país. Un presidente con los recursos políticos que tiene la Presidencia de México es un peligro. Y un presidente con el talante de López Obrador, sin contrapesos en los poderes Judicial y Legislativo, se vuelve un riesgo hasta para él mismo. López Obrador tiene un claro mandato popular para ejercer el gobierno, y las encuestas de aprobación presidencial le pueden dar la tranquilidad de que poco más de seis de cada 10 personas en el país consideran que está haciendo bien su trabajo. Si pese a la evidencia y los datos que dicen lo contrario, a la mayoría de la gente no le importa, debería de estar tranquilo y contento, sin reparar en lo que digan medios, periodistas e intelectuales, de quienes dice están enojados porque perdieron privilegios y nadie les hace caso. Si esto fuera cierto, como afirma, ¿por qué está tan enojado contra ese grupo? A lo mejor sus encuestas tienen otros datos.

México ha tenido pocos presidentes de mecha corta, que se exasperan, explotan y reaccionan con violencia verbal y amagos, pero ninguno es comparable con López Obrador, un hombre de ideas fijas, cuyo temperamento irritable no es ocasional. La gran diferencia del Presidente con sus predecesores es que mantiene un litigio permanente cargado de hostilidad, amenazas y mentiras que han provocado una división nacional que nunca, por la experiencia de Tabasco en los 90, se cerrará.

Hasta el viernes, López Obrador llevaba 546 mañaneras, ese inédito ejercicio donde ejerce el gobierno, predica, pontifica, disemina propaganda, divulga e informa, con palabras llenas de fuego. Ha invertido unos 58 mil 300 minutos –sobre la base de la estimación de duración de cada mañanera de SPIN Taller de Comunicación Política– en denunciar todo aquello que no está subordinado a sus creencias. Algunas veces le asiste la razón de fondo, no en la forma, y hay otras que sólo porque quiere y puede, ataca y difama. También hay muchas ocasiones, como en la tormenta de Salgado Macedonio que, en lugar de evitarla, se mete en ella y la hace propia.

Cualquiera puede ver la trilogía de mañaneras y observar su lenguaje de cuerpo, sus gesticulaciones, sus tonos y, sobre todo, sus gestos, para formar su propia opinión. López Obrador gobierna selectivamente. No hace política, echa pleito. No resuelve, complica las cosas. La polarización es lo que lo llevó a Palacio Nacional, pero ahora, aquello que lo benefició, lo perjudica. Eso lo calienta, y cuando un presidente se calienta y no tiene quién lo frene, se vuelve peligroso al abrir la puerta a la violencia y a todos los demonios que viajan con ella.

##

La maestra que un cartel mató/Héctor De Mauleón

El Univertsal

El 29 de febrero de 2020, el señor Javier Barajas denunció la desaparición de su hija, la maestra María Guadalupe Barajas Piña, maestra de primaria de 30 años de edad a quien se conocía como “la maestra Lupita”.

La maestra le había avisado a su padre que iba a ir al centro de Irapuato “a unos mandados”. No volvió a saberse de ella.

“Su teléfono manda a buzón”, declaró él.

Un familiar informó a las autoridades que la maestra se había quedado de ver con una persona “de nombre Ulises”, oriundo de Salvatierra.

Comenzó la búsqueda según los protocolos de localización de desaparecidos.

El padre de la maestra dijo que al revisar la computadora de su hija había quedado registrado un retiro bancario por una suma de 15 mil pesos. Esto había ocurrido una hora antes de que su teléfono fuera desactivado.

Agentes de la fiscalía del estado determinaron que la maestra fue vista por personal de la papelería “Palmerín”, mientras caminaba por la zona centro “a las 10:30 aproximadamente”. Levantaron informes que indicaban que el propio Ulises hacía comentarios “como si trabajara para algún cártel”.

La familia de la maestra desató una campaña de búsqueda en redes sociales. Acaban de dar a conocer la información cuando los teléfonos empezaron a sonar. Llamadas procedentes de los números 551-229-1765, y 466-113, 2033, 811-020-3897, 746-117-0487, 894-116-2178 y del 998-349-8877, pedían 50 mil pesos, o en caso contrario “te mandamos a la maestra en pedacitos”.

Los encargados del caso obtuvieron las “sábanas” telefónicas de la maestra desaparecida y de Ulises —cuyos apellidos eran Blanco Ledesma.

La información remitida por la compañía telefónica indicó que el teléfono de Ulises había tenido la última actividad el 29 de febrero de 2020 a las 20:26, en la calle Guillermo Prieto de la ciudad de Salvatierra, Guanajuato. Se determinó también que la maestra Lupita había llamado a ese número 116 veces “en el lapso en que fue remitida la ‘sábana’”.

Los agentes investigaron esa calle: Guillermo Prieto. Había un hotel. Pero no había datos, ni en el libro de registro ni en las cámaras de seguridad, de que la maestra hubiera estado en dicho establecimiento. Se recabaron videos de una tienda Coppel cercana y de la papelería “Palmerín”.

En ese punto de la investigación se determinó que las llamadas que exigían 50 mil pesos para no mandar a la maestra “en pedacitos” provenían de un penal de Tamaulipas.

Pasaron los días y ocurrió algo emocionalmente tremendo: se recabaron muestras de ADN entre los familiares de la maestra Lupita. Comenzó un periodo de espera, de angustia, de falta de respuestas, de silencio: la historia de muchas familias de México y de Guanajuato. Llamadas a mitad de la noche que hacían delincuentes y oportunistas miserables.

A principios de noviembre del año pasado consigné aquí el hallazgo, en Salvatierra, del mayor narcocementerio hallado hasta hoy en Guanajuato. Había ahí una nueva historia de horror.

Organizaciones que buscan desaparecidos habían recibido información, de miembros de la delincuencia organizada que intentaban obtener “beneficios”, de que en un predio ubicado a espaldas del rastro municipal, conocido como Rancho Nuevo, un grupo delictivo, el Cártel de Santa Rosa de Lima —que libra en el estado una guerra a muerte con el Jalisco Nueva Generación— había enterrado personas en fosas clandestinas.

La gente de Salvatierra había vivido la ejecución de tres altos funcionarios municipales en una calle céntrica, reportaba en redes sociales noches llenas de gritos, tiroteos, persecuciones, movimiento de convoyes.

Desde 2015 el municipio se había convertido en uno de los más violentos de México, con el mayor número de homicidios. En 2019 la escalada era imparable.

En el narcocementerio de Salvatierra, ubicado en el barrio de San Juan, fueron halladas más de 70 personas inhumadas en fosas clandestinas. Salieron zapatos, collares, pulseras, zapatos, ropa, cuerpos de jóvenes y adolescentes.

Entre 10 y 15 cadáveres correspondían a mujeres.

La organización Desaparecidos Guanajuato confirmó que uno de esos cuerpos era precisamente el de la maestra.

La fiscalía del estado anunció que otro de los cadáveres correspondía al de Ulises Blanco Ledesma, la persona a la que ella había ido a ver.

Antes de que  esta información se hiciera pública, las llamadas desde penales Tamaulipas seguían llegando: “50 mil pesos o te mandamos a María Guadalupe en pedacitos”.

Atroz radiografía de un país en el que “ya” llegó el cambio. Un país en el que nada es como en “el periodo neoliberal”. Un país en el que hay un presidente que todos los días habla de sí mismo y de sus triunfos, pero en el que uno sale de su casa y nunca puede estar seguro de que volverá.

Un país en el que se perdió la maestra Lupita.  

@hdemauleon

@#

EL ASALTO A LA RAZÓN

Electricidad, ni en dos canastas/CARLOS MARÍN

Milenio,

Es muy importante no poner todos los huevos en una sola canasta”, dice el presidente López Obrador, a sabiendas de que su apuesta energética está solo en una, la de los combustibles fósiles.

La insistencia en impulsar la explotación y depender de petróleo, carbón y gas mantendrá y agravará las condiciones que alejarán cada vez más la posibilidad de que México salga del subdesarrollo.

En Baja California, el mandatario aventuró una variante relativa, poco novedosa y carente de viabilidad: reconvertir las plantas de la Comisión Federal de Electricidad para que, en vez de quemar diésel, carbón o combustóleo, se alimenten de gas… que el país no tiene.

Los apagones derivados de la suspensión del suministro de gas natural desde Texas, dijo, dejan el aprendizaje de que no conviene apostar a un solo tipo de combustible: “Es muy importante recoger las lecciones que nos dejan estas crisis. Primero, que es indispensable la rectoría del Estado. ¿Por qué le cuesta más trabajo a Texas resolver el problema? Porque está muy pulverizado el mando; no hay control porque tienen inclusive mucho más fuerza las empresas particulares que el Estado”.

Sobre esa discutible premisa, resaltó la importancia de “no poner todos los huevos en una sola canasta ¿Por qué salimos nosotros? Porque tenemos varias fuentes para generar energía, es un abanico. ¡Cómo nos ayudaron en esta crisis las hidroeléctricas!, que también las habían dejado en el abandono, estaban subutilizadas…”.

Ajá. ¿Y por qué tuvo que ocurrir la crisis de gas para que a dos años de su mandato se les aprovecharan?

Le faltó acotar que también se pusieron a operar todas las que utilizan derivados del petróleo y carbón y que, después de la reapertura texana de las exportaciones, México volvió a comprar el gas que se necesita, por cierto, al precio más bajo que hay en el mundo.

¿De dónde va a obtenerse el gas en las plantas que serán reconvertidas? Pues de Texas, porque no existe ningún proyecto que valga la pena para suplir lo que hoy se satisface con la importación.

En cualquiera de los dos casos, ni las canastas de diésel, carbón y combustóleo, por una parte, ni las de gas, resuelven el problema que hoy por hoy se capotea con el concurso tanto de las instalaciones generadoras de la CFE, incluida la nuclear de Laguna Verde, y con casi otro tanto de energías limpias (hidráulicas, solares y de viento), generadas por empresas privadas nacionales y extranjeras.

La idea de fortalecer a la CFE a costa de violar la Constitución y frenar el desarrollo privado de nuevas fuentes de energía pudiera no admitir discusión si en lugar de reducir la ilusoria solución a la reconversión de plantas vetustas lo que se anunciara fuera un ambicioso plan de construcción de nuevas instalaciones para la generación eólica y solar de electricidad en todo el territorio, así como dos o tres plantas nucleares, respetando las privadas y garantizando la libre competencia.##Entre apagones, crisis y “hazañas”, la contrarreforma va/Salvador García SotoEl Universal, 22/02/2021;La nueva Ley de la Industria Eléctrica —que podría ser la última gran reforma legal que apruebe la actual mayoría legislativa de Morena y una de las que más le importan al presidente para “sentar las bases” de su “cuarta transformación” antes de los inciertos comicios de junio próximo— tendrá una aprobación de casi trámite este martes en la Cámara de Diputados. Y antes de que termine la semana, la mayoría morenista hará lo mismo en el Senado de la República para que el Ejecutivo federal la promulgue de inmediato y “sin cambiarle ni una coma”, según volvió a advertir ayer López Obrador desde La Paz, en un mensaje de fuerza que confirma que no hay marcha atrás en la contrarreforma al sector eléctrico y que, llegado el caso, iría hasta la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación para “blindarla” y legitimar su constitucionalidad.Porque si ya damos por descontado que los sumisos diputados y senadores de Morena aplicarán su aplanadora legislativa para sacar, antes del 28 de febrero, la reforma que le devuelve a la Comisión Federal de Electricidad un papel dominante y privilegiado en el sector eléctrico, en menoscabo de las empresas privadas y de generación de energías limpias que hoy producen el 48% de la electricidad total en el país, lo que sigue es esperar a que la nueva Ley de Industria Eléctrica sea promulgada por el Ejecutivo y a partir de ahí pueda ser controvertida ante la Suprema Corte, ya sea con acciones de constitucionalidad o controversias constitucionales, como las que ya han anunciado algunos gobernadores estatales y que impulsarían también empresarios del sector eléctrico, cuyos abogados ya incluso trabajan en los razonamientos legales para buscar que se declare la inconstitucionalidad de esa ley.Y al llegar al tema a la Corte el voto de los ministros tendrá la última palabra para saber si la iniciativa eléctrica de López Obrador vive o muere. El reciente fallo de la Segunda Sala de la Corte que tumbó el decreto de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad del Sistema Eléctrico Nacional, mejor conocido como el “decreto Nahle”, ha hecho que muchos crean que, con ese precedente, prácticamente es un hecho que si se aprueba la nueva reforma eléctrica también será anulada en automático por la Corte, pero hay elementos que nos dicen que no necesariamente sería así. La contrarreforma lopezobradorista podría incluso ser “blindada” por los mismos ministros y, fuentes tanto de la Presidencia como del Poder Judicial, nos aseguran que desde Palacio Nacional ya están operando para que la Corte valide la constitucionalidad de la nueva ley.El tema, nos explican, tiene que ver con que lo que anuló la Corte era un Acuerdo emitido por el Ejecutivo en forma de decreto, por eso el caso fue turnado y se resolvió en la Segunda Sala y no en el pleno de la SCJN. Esa Segunda Sala es en donde hay menos presencia de ministros afines a la 4T y eso se reflejó en la votación de 4 votos a 1 en contra del “Decreto Nahle” para terminar tirándolo. El único voto en contra fue de la ministra Yasmín Esquivel Mossa, claramente identificada con el gobierno lopezobradorista. Pero en caso de una controversia contra la Ley de la Industria Eléctrica, por tratarse ya de una ley, sólo puede impugnarse por una acción de inconstitucionalidad y esas necesariamente las revisa el pleno de la Corte y ahí es donde podría venir la estrategia para que, una vez más, los ministros se inclinen a favor de la iniciativa presidencial.Para que una acción de inconstitucionalidad prospere y se anule la ley se requieren, forzosamente, un mínimo de 8 votos a favor de declararla inconstitucional.Y de los 11 ministros que tiene la Corte, cuatro de ellos tienen vínculos claros y votan mayoritariamente a favor de la 4T: la ya mencionada Yasmín Esquivel, que claramente votó a favor del mencionado decreto eléctrico que estaba en los mismos términos que la próxima ley, el ministro Juan Luis González Alcántara, la ministra Margarita Ríos Farjat y el ministro presidente, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Si esos cuatro votos se suman impedirían que se junten los 8 votos necesarios para aprobar la inconstitucionalidad, con lo que la contrarreforma eléctrica de López Obrador sería legitimada y declarada constitucional. Son cuatro votos que se ven seguros y garantizarían que la reforma no se anule. Lo único que podría evitar que la Corte avale la reforma lopezobradorista es un tema de congruencia, pero ante el tamaño de esta iniciativa y lo que representa para la 4T —amén de las presiones que suelen ejercer contra los ministros— es muy posible que eso no los detenga.Y por si eso no fuera suficiente, en caso de que los tiempos y la discusión de la Constitucionalidad se alarguen, en noviembre próximo termina su periodo el ministro Fernando Franco y es un hecho que el nuevo ministro o ministra que proponga el presidente y que apruebe el Senado también sea afín al Ejecutivo lo que aumentaría las probabilidades de que la ley eléctrica termine siendo validada por la Corte. Tal vez por eso en la Consejería Jurídica de la Presidencia y en el Congreso, pero sobre todo en el ánimo y la convicción del presidente López Obrador, que ayer desde La Paz apuró a los legisladores a consumar la ley que le devolverá a la CFE el monopolio de la generación de energía eléctrica, hay tanta confianza de que a su iniciativa “no le quitarán ni una coma”, tanto en el Congreso como en la Suprema Corte.NOTAS INDISCRETAS…El informe General Ejecutivo de la Cuente Pública del 2019, que presentó la Auditoría Superior de la Federación, sobre el primer año presupuestal del gobierno de López Obrador, es un duro golpe al discurso y la bandera de que la corrupción ya se terminó en este gobierno. El nivel de irregularidades administrativas y los montos de recursos faltantes en las distintas dependencias, programas sociales y obras emblemáticas de este gobierno, por un total de 12 mil 276 millones de pesos, tendrá que aclararse y tal vez muchas de esas irregularidades aún puedan ser subsanadas y explicadas por las áreas auditadas, pero ya de entrada el monto y, sobre todo el nivel de faltas, inconsistencias y ocultamiento de información sobre el ejercicio del gasto público denunciados por el auditor federal, David Colmenares, en la presentación de su informe ante la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, es un duro golpe a la congruencia de un gobierno que asegura haber barrido ya la corrupción en el gobierno. El proceso de aclaración apenas comienza y veremos cuántas dependencias, secretarías y áreas del gobierno federal pueden explicar y aclarar los recursos faltantes y comprobar su buen destino y cuántos de plano, de no hacerlo, terminan con denuncias penales de la ASF ante la Fiscalía General de la República. Pero por lo pronto, aunque el golpe mayor de esta primer auditoría es al presidente, que jura y perjura que en su gobierno ya no hay corrupción, mientras parece que abajo sus secretarios y funcionarios no le hacen caso y están repitiendo viejas prácticas y vicios que el presidente condena todos los días “porque no somos iguales”, el otro golpe directo y certero se lo dio el auditor Colmenares a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, a quien acusó ante el Congreso y en su informe, de negarse a colaborar y a dar información a la ASF, a pesar de los reiterados intentos por que el área encargada de combatir la corrupción en el gobierno cooperara con los auditores federales. Grave la acusación de que los que debieran ser los primeros y más transparentes a la hora de ser auditados, por ser los que se supone que auditan y controlan a los funcionarios federales, hubieran mostrado tantas “resistencias” para ser auditados y entregar información al órgano federal de fiscalización de los recursos públicos. ¿Qué tendrían que esconder en la Función Pública como para no cooperar con la ASF? No cabe duda de que uno es el discurso que vende todos los días el presidente en sus mañaneras y otra muy distinta la realidad, porque si se revisa a detalle el informe del auditor superior, tal parece que, sin que López Obrador se entere de nada, su administración es un desastre administrativo y sus programas y obras más emblemáticas, están resultando no solo opacas y caóticas en el ejercicio del gasto público, sino también muestran signos de corrupción…Los dados mandan Escalera doble. Bien comienza la semana. 
@#

 Energía y mujeres, economía y ética

Razones/JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ

Excelsior…, 22 de Febrero de 2021

No entienden que no entienden. No hay una, sino varias tormentas perfectas a las que se está enfrentando la administración federal, y se dirige hacia ellas sin apartarse ni un milímetro, cobijada sólo en una ideología añeja y convicciones del pasado.

Ayer, la Auditoria Superior de la Federación, que encabeza David Colmenares Páramo, pudo al fin cuantificar el monto de lo que costó acabar con el aeropuerto de Texcoco, el mayor y más oneroso capricho de esta administración: cancelar la obra ha costado nada más y nada menos que 331 mil millones de pesos, tres veces más de lo que argumenta el gobierno federal y casi lo mismo que si se la hubiera terminado. Si a eso le sumamos el costo del aeropuerto de Santa Lucía, tenemos el mayor despilfarro de la historia reciente del país.

Y pasará lo mismo con la generación de energía eléctrica. El problema no sólo es que se dejará de producir energía más limpia y barata, con el consiguiente incremento de costos en producción y contaminación, sino que también se trata del costo que se generará, como con el aeropuerto, por la ruptura y violación de contratos.

Cuando el presidente López Obrador fue a la Casa Blanca, a aquel encuentro con Donald Trump, lo único que le pidieron los funcionarios y empresarios estadunidenses a quienes acompañaban al mandatario es que se respetaran los contratos y acuerdos que ya tenía firmados con México. Pues bien, con la contra reforma energética planteada, lo que se está haciendo es violar esos contratos y acuerdos internacionales, como el T-MEC, que tienen, además, fuerza constitucional.

El mayor costo de esta decisión no estará sólo en el costo de la producción de energía o en el aumento de la contaminación (ver, por ejemplo, lo ocurrido en Salamanca en estos días desde que comenzó a utilizarse combustóleo para reemplazar el gas), sino también en la enorme cantidad de demandas en tribunales internacionales que se generarán, mismas que se prolongarán en el tiempo y que no será posible ganar porque el gobierno federal está violando esos acuerdos y lo quiere hacer con fuerza de ley. Paradójicamente, el mayor freno que podría tener la administración federal está en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, si declara esta ley energética tan inconstitucional como el llamado decreto Nahle, al que descalificó en días pasados.

Porque, además, todo esto se da en una escalada poco comprensible. El país está viviendo la mayor crisis económica de su historia sin perspectivas de que pueda salir de ella en el corto plazo. No todo, aunque sí mucho, es responsabilidad del gobierno federal, pero si algo no puede escapar a su decisión es la de encontrar todos los estímulos posibles para reactivar la economía, generar empleos, mejorar la calidad de vida de la gente. Sin inversiones, eso es imposible de lograr. La inversión pública ha caído dramáticamente y el gobierno, a diferencia de la enorme mayoría de los del mundo, ha decidido no apoyar con inversión y recursos públicos la recuperación económica y la generación de empleos. Hasta el FMI lo ha recomendado y la administración federal ha dicho que no.

Queda entonces sólo otra opción: la inversión privada nacional e internacional, que tendría que volcarse masivamente en el país para lograr dar un vuelco, aunque sea parcial, a la situación. Pero la inversión privada está en caída: la inversión fija bruta cayó un 22.5 por ciento en lo que va de esta administración, mientras que la inversión pública ha caído 2.7 puntos del PIB.

Las inversiones más importantes que puede recibir el país están, precisamente, en el terreno energético y son las que estamos cancelando, incluso a riesgo de demandas internacionales y de violar el T-MEC. Las autoridades y los empresarios del sector de Estados Unidos y Canadá ya lo han advertido públicamente y si se aprueba y aplica la nueva ley terminaremos frente a tribunales internacionales, sin inversiones y pagando altísimas multas (como ocurrió con Texcoco).

Pero desconcierta aún mucho más que no se modere ni siquiera la retórica. El Presidente de la República no puede decir a los cuatro vientos, como lo hizo en Baja California, que los inversionistas privados “se vayan a robar a otro lado, que México ya no es tierra de conquista”. ¿Alguien le ha explicado al Presidente que ocurriría si los inversionistas le toman la palabra y se van con sus recursos a otro lado? ¿Entiende que no le puede decir ladrones a los inversionistas? Seamos serios.

 ¡Ya chole!

Pero no es sólo el ámbito energético. La incomprensión de la agenda de las mujeres en el gobierno federal raya ya con un visión machista, incompatible con la realidad actual. Yo no sé si Félix Salgado Macedonio es responsable de las acusaciones que ha recibido, pero las mismas no pueden ser simplemente ignoradas y descalificadas con un ¡ya chole! presidencial. Ni esas ni muchas otras denuncias pueden ser ignoradas, la agenda de las mujeres, la realidad de acoso y violencia que sufren, no puede ser descalificada desde la máxima tribuna de la nación (ni desde ninguna otra).

@#

La indignidad de defender a Salgado Macedonio/León Krauze

El presidente y su partido han cometido errores, pero nada puede compararse al aval a Salgado Macedonio

El Universal, 22/02/2021;

La escandalosa candidatura de Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero me ha traído a la memoria un encuentro que tuve hace ya un par de años con una mujer en un albergue para migrantes y desplazados en Tijuana. Originaria de un pueblo cercano a Acapulco, la mujer había llegado al albergue escapando del padre de sus hijos, un hombre violento que, consumido por celos infundados, había abusado de ella y había intentado matarla. Retomo la narración que hice aquí mismo en el 2019.

“Su martirio había comenzado cuando, obligada por las circunstancias, la mujer había conseguido un empleo en un hotel en Acapulco. El trabajo le permitió contribuir al gasto de la casa y la hacía sentirse útil. Su esposo no reaccionó igual. Con la mente nublada por la bebida, comenzó a acusarla de promiscuidades inexistentes. La confrontó, la maltrató y la amenazó. Paranoico, vivía convencido de que su mujer lo engañaba. Comenzó a revisarle el teléfono celular. Llamaba a su trabajo y la esperaba por las noches para revisarla, interrogarla y hasta olisquearla. Nunca encontró nada, pero le importó poco. Cada vez más ebrio y abrumado por los celos, la golpeó varias veces.

La mujer aguantó todo lo que pudo hasta que una tarde recibió una llamada al trabajo. Una amiga del pueblo le avisaba que su marido estaba esperándola pistola en mano. “Te va a matar. No vengas”, le aconsejó. La mujer llamó a un familiar y, haciendo milagros, logró despistar al hombre. Entró a su casa, hizo un par de maletas y se llevó a sus hijos. En Acapulco subió a un camión con rumbo a Tijuana. Cuando la encontré en el albergue, estaba esperanzada. Quería buscar refugio en Estados Unidos para darle a sus hijos una vida sin violencia. Mientras esperaba la resolución del trámite, se quedaba resguardada en el albergue. “No quiero salir mucho. Me da miedo que se aparezca por aquí. Creo que alguien ya le dijo que estamos acá”, me dijo asustada, la amenaza de la agresión aún presente, como una sentencia inescapable.

En aquella breve crónica olvidé mencionar una parte de la historia. En algún momento de nuestra conversación le pregunté por qué no había ido con las autoridades para buscar protección. Sentada en el piso de la recámara que le habían asignado en el albergue, rodeada de sus hijos, que habían optado por respaldarla frente a la furia irracional del padre, la mujer me dijo que mi pregunta era ingenua. No hay manera, me confesó, de que un hombre abusivo enfrente las consecuencias de sus actos. Al menos no en el Guerrero que ella conocía. Había dos caminos: escapar o morir. El resguardo de la autoridad le resultaba impensable.

¿Qué pensará la víctima que conocí de la candidatura de Félix Salgado Macedonio? ¿Cómo explicarle que un hombre que encarna la violencia de género y la impunidad de la que ella escapó, y que hasta el día en que conversamos en Tijuana la perseguía como una amenaza constante, está en camino de gobernar el estado de Guerrero? ¿Qué decirle ante la indolencia y el hartazgo cínico del presidente de México, que ha autorizado la candidatura de Salgado Macedonio? ¿Qué se le dice a una mujer que sufrió abusos constantes, que fue golpeada, pateada y violada y estuvo a punto de morir, cuando ocurre un atropello como el que ha sucedido con Morena en Guerrero? Nada. No se le podría explicar nada porque lo que ha ocurrido no tiene justificación alguna.

El presidente de México y el nuevo partido hegemónico han cometido errores y han incurrido en atropellos a la vida democrática. Han atentado contra las instituciones y las libertades. Pero nada, sugiero, puede compararse al evidente simbolismo del aval a Salgado Macedonio. El aval comienza con el presidente de México, que no advierte (o finge que no advierte) la contradicción moral en la que incurre. Pero la validación de Salgado Macedonio no termina con López Obrador. La conclusión, el broche de oro, corresponde a las voces que, dentro del lopezobradorismo han preferido el silencio o, peor aún, han encontrado una manera de justificar la miasma. ¿Qué piensan, por ejemplo, las mujeres progresistas que, en las horas posteriores al exabrupto del “ya, chole”, prefirieron buscar alegatos para exculpar la imposición de un hombre acusado de violencia de género y abuso sexual antes que tomar de la mano a las víctimas, cerrando filas con las mujeres que, como aquella valiente madre que conocí mientras huía de la muerte, tratan de encontrar la vida en un México violento, misógino y criminal?

¿Qué tienen en el alma? Como el presidente de México, solo la búsqueda del poder. Nada más. De progresistas, nada. De compasivas, aún menos. Qué vergüenza…

##

Salgado Macedonio: impresentable e imprescindible/Eduardo Guerrero Gutiérrez

laloguerrero

El Financiero, 

Parecería necedad pura. En los últimos días AMLO ha salido una y otra vez a defender al candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio. El apoyo al político guerrerense le podría salir caro al Presidente. Sobre Salgado Macedonio pesan acusaciones plausibles de múltiples violaciones sexuales, que actualmente son investigadas, tanto por el Ministerio Público, como por una comisión interna de Morena.

La violencia contra la mujer ya no es una causa que exclusivamente movilice a algunos sectores de clase media en el ámbito urbano. Tampoco es sólo una cuestión de visibilizar lo que siempre ha ocurrido. Desafortunadamente, en los últimos años el número de mujeres ultimadas por grupos criminales ha aumentado de forma vertiginosa en México. De acuerdo con Lantia Intelligence, en 2018 se registraron mil 361 casos de asesinatos de mujeres en los que la información disponible apunta a un asesinato cometido por una organización criminal. Para 2019, esta cifra aumentó a mil 648 y para 2020 a mil 891. En cuestión de dos años el aumento fue cercano al 40 por ciento. En este contexto, el reclamo por la violencia contra la mujer resuena mucho más fuerte que nunca.

Por otro lado, el abanderado de Morena en Guerrero tampoco es un candidato que genere unidad. Jonh Ackerman, uno de los seguidores más férreos del Presidente, aseguró que la candidatura de Salgado Macedonio es una imposición y que significa un quiebre histórico para la 4T (un dato importante es que el principal adversario de Salgado Macedonio en la contienda interna por la candidatura era Pablo Sandoval, cuñado de Ackerman). Félix Salgado ni siquiera comulga con la imagen de austeridad que tanto pregona el Presidente. Hace unos meses causó revuelo por portar un Rolex, el reloj emblemático de los legisladores de tiempos del “PRIAN”.

También hay diversos testimonios, incluyendo aquéllos que se presentaron durante el juicio de Édgar Valdez Villarreal, la Barbie, que harían pensar que Salgado Macedonio solapó al crimen organizado durante su gestión como alcalde de Acapulco, de 2005 a 2008. En aquel entonces la Policía Municipal permitió que el puerto se convirtiera en uno de los principales centros de operación de la organización de los hermanos Beltrán Leyva. No hay evidencia que involucre directamente a Salgado Macedonio con la Barbie o los Beltrán Leyva. Sin embargo, es claro que al concluir su trienio Acapulco ya era una plaza dominada por dicha organización. Meses después, cuando el gobierno de Calderón se lanzó con fuerza contra los Beltrán Leyva, en Acapulco se desató una de las mayores crisis de violencia jamás registradas en México.

Félix Salgado Macedonio es, por donde se le mire, un candidato potencialmente tóxico para Morena. Sin embargo, AMLO sigue al pie del cañón, defendiendo a un político que muchos consideran impresentable. Dudo mucho que AMLO, Mario Delgado o quien sea que esté impulsando a Salgado al interior de Morena, no haya ponderado los pros y contras de apoyarlo. Sospecho que, dentro de este cálculo, consideraron que Félix Salgado era un mal necesario para ganar la elección en Guerrero.

Una decisión de esta naturaleza se explica por la propia debilidad de Morena. El viejo PRI era un partido corporativo, con una estructura paralela de organizaciones sociales y sindicatos con presencia en todo el país. Por lo mismo, ningún político local era verdaderamente indispensable (otra cosa eran, por supuesto, los líderes nacionales, como el legendario Fidel Velázquez). Lo anterior propiciaba cierta disciplina, y le permitía al PRI prescindir de liderazgos demasiado cuestionables. Hasta ahora, ni Morena ni ningún otro partido ha podido reconstruir esta estructura, mucho menos reemplazarla con un esquema moderno de formación de militancia y cuadros. El resultado es que el principal mecanismo para ganar las contiendas estatales y municipales es recurrir a los cacicazgos de siempre; esos personajes clave que tienen las relaciones necesarias para movilizar el voto en los pequeños feudos locales que integran la geografía electoral, sobre todo en un estado como Guerrero.

Aun así, es probable que el cálculo haya fallado, y que el costo de sostener la candidatura de Salgado Macedonio se vuelva demasiado alto. Lo sabremos pronto. Estamos a escasos 15 días de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. A las manifestaciones violentas que ya se vivieron en años recientes en la Ciudad de México, es probable que ahora se sumen otras, incluso más impredecibles, en Guerrero y en otras entidades, donde grupos feministas ya han salido a las calles en días recientes, bajo el lema “Que arda lo que tenga que arder”.

@#

 Catastrófico, sí (pero) ¡al triple!…

De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA

Excelsior, 22 de Febrero de 2021

                Dante: lo que haces a la justicia es traición a la patria…

Definido por los (supuestos) especialistas responsables de contener y, eventualmente, superar la pandemia del coronavirus, el 4 de junio pasado, como el peor escenario a enfrentar, México superó ya la cifra de 60,000 muertes mencionadas entonces para ilustrar lo que sería el citado umbral “catastrófico”, ¡sólo que multiplicado por tres!, 180,107 vidas de mexicanos perdidas… y en franco e incontenible ascenso.

Ahí están las cifras oficiales, los cuestionados “otros datos”, incluso, que refieren a un problema que ha rebasado a un gobierno federal incapaz, más allá de proclamas y bravuconadas, o las cada vez menos convincentes prédicas mañaneras, de ofrecer alternativas viables de solución y que mantienen al país como aquel donde la estrategia aplicada contra covid-19 se cuenta entre las peores a nivel mundial, como evidencia la poco honrosa tercera posición entre las naciones con mayor número de muertes o, por ejemplo, el liderato en lo que a decesos de personal médico y auxiliares se refiere.

Ayer, en efecto, y luego de que desde el 22 de agosto rebasara el “tope” catastrófico de muertes (60,254) y el emblemático 24 de diciembre hiciera lo propio, pero al doble (121,172), México alcanzó ayer los 180,107 decesos, más del triple de lo que en su momento fijó el cuestionadísimo (y falto de toda credibilidad) Hugo López-Gatell como un nivel impensable, dando paso a una situación que, previsiblemente, autoridades del sector salud y quien les colocó en tal posición deberán explicar este día.

Vale recordar que, apenas en agosto, cuando la catástrofe se tornó realidad, fue el propio Doctor Muerte quien, al más puro estilo de la 4T, culpó de ello igual al “tabaquismo, (la) diabetes, hipertensión y obesidad; el sistema alimentario, la desigualdad social y el déficit de médicos” que “a los medios de comunicación, la corrupción y hasta al discurso de encono de las farmacéuticas”, según reseñó en su edición electrónica el diario capitalino El Economista.

Hoy, al arranque de una semana que se antoja compleja ante la desorganización y descarada manipulación con fines electorales de la estrategia de vacunación y la evidente escasez de fármacos para atender la demanda de millones de adultos mayores inscritos, independientemente la presión por el alza incontenible en el número de contagios —“dos millones 41,380 hasta ayer—, la argumentación oficial podría ser similar a la referida por Gatell, y ello, viniendo del titular del Ejecutivo o alguno de sus afines, sería una verdadera vergüenza…

 ASTERISCOS

* A la vista el informe de la Auditoría Superior de la Federación, de David Colmenares, el costo a pagar por la cancelación de los trabajos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco fue de 331,996 millones de pesos, ¡más de dos veces el presupuesto previsto para su edificación! Nada más…

* El priista sinaloense Mario Zamora Gastélum asumió ayer como candidato al gobierno de su entidad natal y de la alianza formada por el tricolor con PAN y PRD que ven en él una propuesta honesta y con capacidad para enfrentar el reto de refrendar la gubernatura en esa entidad. Bien…

Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.

@#

DE FRENTE Y DE PERFIL /RAMÓN ZURITA SAHAGÚN 

SINALOA Y SUS CABALLOS DE TROYA 

Platicaba hace un par de meses con Jesús (Chuy) Vizcarra uno de los principales empresarios de Sinaloa sobre sus menciones hacia la posibilidad de ser nuevamente candidato al gobierno de esa entidad, lo que rechazó tajantemente. 

Vizcarra propietario de dos empresas líderes en su ramo, el de producción de carne y laboratorio de análisis clínico se consideró satisfecho con lo conseguido en la actividad política, donde fue diputado federal y alcalde de Culiacán, por lo que fue propuesto como candidato del PRI al gobierno estatal, perdiendo la elección en 2010. 

Y aunque no lo dice, ni responsabiliza a nadie de su derrota, es sumamente comentado en Sinaloa la traición hacia el partido ejercida por dos ex gobernadores que no estaban conforme con su nominación, ya que otro priista que se pasó a la oposición era su favorito, Mario López Valdez. 

El afamado MALOVA contó con el respaldo público de Francisco Labastida Ochoa y Juan S. Millán Lizárraga, por lo que miles de votos de los priistas siguieron el camino de la oposición y Vizcarra perdió abruptamente. 

Fue un gobierno desastroso el de MALOVA que fue apoyado por panistas, perredistas y el entonces Convergencia (hoy MC) que se impuso en las urnas por 60 mil votos de diferencia, pero cuya administración dejó sumamente endeudado al gobierno estatal y hasta hoy se mantienen dudas sobre la desviación de recursos y el favorecimiento de contratos. 

Seis años después el PRI recuperó la plaza ante el desastre dejado por MALOVA y ahora trata de mantenerlo, aunque surgen algunas dudas. 

Nuevamente Labastida Ochoa y Millán Lizárraga se informaron con la nominación de Mario Zamora Gastélum como candidato del PRI y alistan a sus huestes para sumarse a otros de los proyectos que todo indica podría ser el de Rubén Rocha Moya, abanderado de MORENA. 

Lo curioso de esto es que Rocha Moya disputó el gobierno de Sinaloa, precisamente con los dos mencionados, resultando vencido en las urnas, por amplia ventaja, ya que su votación fue del 1.7 y 18 por ciento en el primero y segundo intento. 

 El pasado jueves los priistas refrendaron la candidatura del senador con licencia Mario Zamora Gastélum, quien tiene la encomienda de mantener la plaza como reducto priista, teniendo como testigo al dirigente nacional del PRI, Alejandro Rafael Moreno Cárdenas, quien es una figura sumamente criticada por Labastida Ochoa. 

Por supuesto que Francisco Labastida y Juan Millán fueron invitados y no acudieron al evento. Fuerte rumores se soltaron sobre su ausencia, la que se trato de justificar destacando que ambos personajes superan los 75 años de edad y en estos tiempos de pandemia era peligrosa su asistencia. 

Otros mencionaron que Labastida se encuentra alejado de todo tipo de actos del partido, al que no ha renunciado, mientras que Millán se restablece de dos operaciones de columna que le efectuaron hace varios años. 

Sin embargo entre la población sinaloense se mantiene la duda sobre el actuar de ambos ex gobernadores que ya en el pasado actuaron como Caballos de Troya dentro de su partido y ahora pretenden medir su influencia en ese territorio. 

Y es que desde que perdió la elección presidencial en 2000, Labastida Ochoa se convirtió en feroz crítico de su partido, especialmente desde el arribo del campechano Moreno Cárdenas, por lo que nadie duda de que su poca o mucha influencia en el electorado sinaloense la use para minar la candidatura del priista Zamora Gastélum. 

Ahora el candidato priista tendrá que luchar contra la resistencia de los ex gobernadores y de algunos aspirantes que no alcanzaron la nominación y que sienten que les correspondía. 

Email: [email protected]

#

Félix a las urnas/Salvador Camarena

La Feria

El Financiero..

Así como a la iniciativa de Andrés Manuel López Obrador para reformar la industria eléctrica no se le incorporarán sugerencias de opositores, especialistas o empresarios, de la misma forma la candidatura de Félix Salgado Macedonio luce firme, pues para el Presidente las denuncias de mujeres contra el guerrerense son, sobre todo, un intento por restarle poder.

En la manera de proceder de López Obrador no hay fisuras. En poder, opera a partir de una dinámica de suma cero. Si él cede, sólo la otra parte ganará. Y si alguien critica sus decisiones no puede sino deberse a una agenda de la oposición. Tiene una suspicacia que raya en la paranoia, mas debe a ese resorte intuitivo el haber llegado a donde está.

Por eso, y porque AMLO no tiene ánimo alguno de ceder nada ante nadie, Morena enfrenta un dilema que podría definir su historia: seguir el dictado presidencial –que pide que sean las urnas guerrerenses las que castiguen, o no, a Salgado Macedonio– o abrirse legítimamente a la duda, atendiendo testimonios de víctimas y reclamos de militantes, ya no digamos de una sociedad harta de la violencia de género. Si se sigue el segundo camino no queda claro cómo podría Salgado Macedonio permanecer como candidato a la gubernatura de Guerrero.

La segunda ruta desprecia los instintos de López Obrador, para quien el affaire Salgado Macedonio es una conjura. Así lo declaró el jueves, poco antes de pronunciar la lamentable frase de “Ya chole”: “Vamos a llamar a las cosas por su nombre, nada de simulación. Siempre hay que preguntarse ¿y de parte de quién?, o sea, ¿por qué todo esto?, ¿qué hay detrás?, independientemente de que se trate de una demanda legítima y un asunto delicado, de todas maneras. Existo porque dudo”.

El viernes volvería sobre el tema. Esa mañana el Presidente dijo que “con el caso de Félix Salgado Macedonio pues ya me están uniendo y hay una campaña de linchamiento”. ¿Y por qué ahora esta campaña, ¿de parte de quién?”.

Para Andrés Manuel sólo hay una ruta de salida en esta crisis (él no reconocería que es una crisis): “Y yo lo que planteo es: A ver, hay que preguntarle al pueblo de Guerrero, a las mujeres y a los hombres de Guerrero. Y tenerle confianza a la gente, que también a veces se menosprecia a la gente, suele pasar entre los fifís que se creen dueños de la verdad, ellos son los que saben y ellos son los que forman la opinión pública”.

El viernes en este espacio se recordaban anécdotas de cómo para López Obrador, desde hace más de 20 años, sólo importa ganar. Mencioné que la candidatura de Salgado Macedonio sólo peligraría si llegara a comprometer, mucho, las posibilidades de otras candidatas y candidatos en las elecciones de junio.

Pero tras el “Ya chole”, sobre todo porque al día siguiente de pronunciar esa polémica frase con respecto a las denuncias de violación contra Salgado Macedonio ni reculó ni se disculpó al respecto, está claro que López Obrador no aceptará cambio de candidato en Guerrero.

Ya veremos cómo se traga Morena el sapo –y los respectivos costos que pagaría– de lavarle la cara a Salgado Macedonio al ratificar que Andrés Manuel tiene todo el poder para imponer su voluntad, incluso en casos donde hay denuncias de violencia sexual.

Porque el Presidente está convencido de que nada en política es casualidad sino resultado de una intriga, y porque difícilmente querrá ser visto como un mandatario al que le pudieron imponer un cambio, y al que luego querrán imponer otros..

#

 332 mil millones de pesos a la basura

Juegos de poder/LEO ZUCKERMANN

Excelsior, 22 de Febrero de 2021

Si usted quiere hacer un buen coraje, le aconsejo se siente, saque una botella de tequila y lea el documento “Auditoria a la Suspensión y Cierre del Proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Texcoco)” (https://informe.asf.gob.mx/Documentos/Auditorias/2019_1394_a.pdf), publicado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hace unos días.

Comencemos por lo más importante: el costo de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) fue de 331 mil 996 millones de pesos, 232 por ciento más de lo que calculó el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en el documento “Razones para la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto en Texcoco”, publicado el 26 de abril de 2019. Nuestros austeros gobernantes valoraron el costo de la suspensión en cien mil millones de pesos. Se equivocaron un poquito: casi 232 mil millones. Peccata minuta.

Aquí vale la pena hacer una pausa, tomarse la primera copa de tequila y brindar por la ineptitud de este gobierno para calcular los costos que sufragan los contribuyentes. Claro, es que eso de valorar bien las cosas es de los chocantes tecnócratas. Total, si los actuales gobernantes se equivocan, ellos no pagan los platos rotos.

Sigamos con la auditoria de la Auditoría Superior de la Federación quien, en el ejercicio de sus facultades, estimó el costo total de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Primero, los costos económicos erogados: 70 mil 497 millones de pesos de obra ya realizada entre 2014 y 2018, más siete mil 639 millones por la terminación anticipada de los contratos y convenios de obra, adquisiciones y servicios, más 50 mil 887 millones por la recompra del 30 por ciento de bonos que se emitieron para financiar el NAIM, más 34 mil 27 millones de la liquidación de certificados bursátiles de la Fibra-E, más 498 millones de costos legales. Sumados son 163 mil 540 millones de pesos ya desembolsados. Irremediablemente ya se perdieron.

Pausa y segunda copa de tequila para brindar por este país tan rico y generoso que puede echar a la basura tanto dinero por el capricho político de sus gobernantes.

Pero, hombre, todavía hay que desembolsar 165 mil 456 millones de pesos más de costos adicionales que se derivan de obligaciones pendientes para la liquidación de los bonos que siguen en circulación, lo cual incluye intereses estimados, más el capital a la fecha de vencimiento de cada bono en 2026, 2028, 2046 y 2047.

Pausa y tercer tequila. Brindemos por la carga financiera que le está heredando este gobierno a las futuras generaciones de mexicanos. Lo bueno es que el presidente López Obrador presume que su gobierno no contrata deuda nueva. Sólo la seguiremos pagando por una obra cancelada.

La Auditoría Superior de la Federación cree que podría haber más costos por erogar. Resulta que todavía están por liquidarse algunos de los contratos suscritos para la construcción que el Grupo Aeroportuario de México no tenia identificados. No están cuantificados los costos adicionales por la liquidación de éstos. A eso hay que añadir otros costos legales para la recompra de los bonos en circulación que quedaron pendientes y la resolución de 41 juicios de amparo, un juicio contencioso administrativo y dos demandas de arbitraje internacional que se encuentran en proceso.

Cuarto tequila. Brindemos porque esto podría acabar costando más de los 331 mil 996 millones de pesos calculados por la Auditoría Superior de la Federación.

Pero al minucioso reporte de la ASF habría que agregar los costos económicos indirectos que tuvo esta decisión. Desde el mismísimo 29 de octubre de 2018, cuando el entonces Presidente Electo anunció la decisión de cancelar el NAIM, supuestamente validado por una consulta popular patito, disminuyó de inmediato la confianza de muchos inversionistas en nuestro país. El riesgo de invertir en México se elevó. Algunos empresarios decidieron suspender proyectos de inversión y otros incrementaron sus parámetros de rendimiento sobre el capital. El resultado, sospecho, es otros miles millones de pesos más para la economía mexicana.

Quinto y último tequila. Salud por esta decisión que, como dijo un banco en su momento, podría convertirse en el “error de octubre”. Hoy ya no duda: sí lo fue a un costo altísimo para la nación.

                Twitter: @leozuckermann

@# Se parte Morena en la CDMX

Capital político/ADRIÁN RUEDA

Excelsior, 

La guerra desatada por Claudia Sheinbaum contra Ricardo Monreal traerá más consecuencias de las que la jefa de Gobierno se imagina, pues se está gestando un movimiento interno cada vez más amplio de inconformes, que se puede extender a toda la ciudad.

Su decisión de dejar fuera a todos los monrealistas de las candidaturas a alcaldes en la capital provocó que el equipo del senador zacatecano consultara con sus bases el camino a seguir, y la decisión fue la de no apoyar a los aspirantes impuestos.

En Cuauhtémoc, los simpatizantes de Néstor Núñez llamarán a no votar por Dolores Padierna, anulando el sufragio o, en una de ésas, dándoselo al candidato de la alianza opositora.

Aunque se puede pelear jurídicamente la designación de candidatos hasta el 15 de marzo, es un hecho que ahí la decisión no cambiará y Néstor quedará fuera. Seguramente no aceptará ser diputado o funcionario del gobierno capitalino.

Pero Monreal no fue el único perjudicado por la cúpula de Morena, pues, aunque parezca increíble, Martí Batres también se siente ofendido porque no le cumplieron a su hermana Valentina en Álvaro Obregón y a Gerardo Villanueva —su eterno chalán— en Coyoacán.

Dicen que Batres se acercó con los monrealistas para unir fuerzas, pero, conociendo al exceuísta, seguramente lo hace para presionar a Sheinbaum y que lo compensen en la designación de candidatos a diputados locales.

En este rubro, si los seguidores de Monreal fueron borrados de las alcaldías, menos les ofrecerán una curul. Diputados como José Luis Rodríguez no se podrán reelegir.

Los inconformes con las designaciones ya están armando redes para llamar a hacer huelga de brazos caídos durante las campañas, y no se diga el día de las votaciones.

Si bien difícilmente podrían tumbar a los candidatos impuestos por la cúpula de Morena, sí harán el vacío en los territorios, pues ninguno de ellos aceptará premios de consolación como direcciones generales en el gobierno o algo así.

Pero, suponiendo que, con todo y eso, los caciques ganen, no se la deberán a Claudia, pues ellos trabajan para sí mismos y en 2024 negociarán con quien les convenga. La jefa de Gobierno vivirá de prestado el resto de su sexenio y, al final, no tendrá nada.

Con respecto a Mario Delgado, aunque los estatutos prohíben las tribus en Morena, la actitud de queda bien del dirigente nacional de Morena está acelerando la perredización de su partido, obligando a la militancia, precisamente, a integrar bandos y bandas.

Estas decisiones están provocando el desmoronamiento de Morena como partido, al menos en la CDMX.

CENTAVITOS

Si bien es cierto que Néstor Núñez, José Luis Rodríguez y demás monrealistas no jalarán con los candidatos de Claudia, ello no significa que se saldrán de Morena o que retirarán su apoyo al Presidente. En una de ésas, generan un movimiento interno que, al final, les reditúe más rumbo a 2024, pues apenas concluye el primer tiempo del juego… En los últimos días circulan en redes sociales supuestas columnas referentes a actores políticos —acreditadas a mi persona— que son absolutamente falsas. Algunas son copias con mi foto y del logotipo de Excélsior, pero con tipografías diferentes. Aclaro que mis columnas aparecen de lunes a viernes solamente en el periódico Excélsior, y que cualquier texto que no aparezca en el portal o impreso del diario, es absolutamente falso. Y en las redes regularmente no subo comentarios; lo aclaro por si alguien se ha sentido afectado por esas falsificaciones.

@#

El país de AMLO/Denise Dresser

en REFORMA, 22 Feb. 2021

La numeralia esencial de un país en riesgo:

1) El costo real por cancelar el aeropuerto de Texcoco será de 331 mil 996 millones, un incremento de 231 por ciento respecto a lo dicho por el Presidente. Su estimación de 100 mil millones de pesos no incluyó todos los gastos relacionados con costos no recuperables de inversión, litigios y obligaciones pendientes. Hasta la fecha no se han hecho públicas las investigaciones de corrupción en el NAIM, ni ha habido sancionados. Muchos grandes empresarios involucrados en la obra de Texcoco -como Carlos Slim- ahora son beneficiarios de adjudicaciones directas y licitaciones preferenciales en otras obras como el Tren Maya y la refinería Dos Bocas.

2) La cifra total de la cancelación de Texcoco es seis veces el monto obtenido con la extinción de fideicomisos de ciencia, cultura, salud y educación. Equivale también -según la periodista Nayeli Roldán- a 97 veces el presupuesto de microcréditos otorgados a comerciantes durante la pandemia y a 11 veces los pagos de evasiones fiscales.

3) El programa Jóvenes Construyendo el Futuro entregó apoyos a fallecidos, repartió ayudas a personas que ya estaban recibiendo otras becas gubernamentales y carece de mecanismos de control para validar los datos de los aspirantes. En los centros de trabajo se encontraron domicilios inexistentes o abandonados, y otros no pudieron comprobar la supuesta capacitación económica. 57 millones de pesos aún deben ser aclarados o justificados, y la Secretaría del Trabajo no quiso aportar información requerida.

4) La iniciativa presidencial de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica aumentaría los costos anuales de electricidad entre 1,350 y 2,750 millones de dólares, lo cual produciría a) aumentos en las tarifas a los consumidores o b) incrementos en subsidios gubernamentales a la Comisión Federal de Electricidad. Actualmente el subsidio eléctrico asciende a 70 mil millones de pesos, equivalente a nueve veces el programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la población sin Seguridad Social Laboral. Al atentar contra la competencia, la postura gubernamental en el sector energético ha producido un descenso de 74 por ciento en la inversión extranjera directa, y para septiembre de 2020 había decrecido 82 por ciento en relación a 2018, lo cual impactará el empleo en tiempos de pandemia. También desincentivaría la instalación de proyectos de energía más limpios y eficientes, en perjuicio de los consumidores y del país.

5) La promoción gubernamental de energía basada en energías fósiles provocaría un aumento de las emisiones contaminantes de entre 19 y 28 millones de toneladas y cerca de 29 mil muertes prematuras por mala calidad del aire. AMLO acaba de asignar por decreto 73,280 millones de pesos por créditos fiscales a Pemex.

6) El costo humano de la pandemia es 2.45 veces superior a las defunciones reportadas por la Secretaría de Salud. Desde que comenzó la pandemia, México ha contabilizado alrededor de 180 mil personas fallecidas por Covid, pero ese número podría ser hasta de 400 mil, ya que muchos fallecimientos no son declarados como producto del coronavirus. Tan solo en el periodo enero-agosto de 2020 hubo un exceso de mortalidad de 184 mil personas. No contamos con una base de datos abiertos de vacunación, ni con un plan claro con el cual saber cuándo será vacunado el 80 por ciento de la población. México hoy es el tercer país con más decesos por la pandemia, en números absolutos.

7) Ha habido un aumento de entre 8.9 y 9.8 millones de mexicanos con un ingreso inferior a la línea de pobreza. En 2018, 61.1 millones ganaban por debajo de la línea de pobreza; en 2021 son 70.9. La pobreza en tiempos de Covid aumentó de 48.8 a 56.7 por ciento, debido a los estragos económicos de la pandemia, pero también por la falta de apoyo gubernamental a los sectores más vulnerables. Uno de cada cuatro mexicanos ahora padece pobreza extrema por ingreso.

8) La ASF señala numerosas irregularidades y deficiencias en la Secretaría de la Función Pública a cargo de Irma Eréndira Sandoval, quien se resistió al proceso de fiscalización, no quiso mostrar expedientes, y no investigó a funcionarios de la «Cuarta Transformación».

Fuentes: Auditoría Superior de la Federación, Coneval, México Evalúa, Comisión Federal de Competencia Económica, Grupo Interinstitucional/COVID, e INEGI.

@#

Como tren chu-chú/JAQUE MATE / Sergio Sarmiento

en REFORMA, 22 Feb. 2021

«La competencia es un pecado”…John D. Rockefeller

Lo que busca la nueva Ley de la Industria Eléctrica es cerrar las puertas a la inversión privada… y lo más probable es que lo logre. El problema es que la Comisión Federal de Electricidad no tiene recursos para reemplazar la inversión que se está perdiendo.

Y los diputados lo saben, lo saben. En el parlamento abierto de la Cámara el expresidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, advirtió que, según el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen), la demanda por electricidad pasará de 79.5 gigavatios (GW) a 130 en 2032. Es un incremento de 51 GW. Si la CFE mantiene su actual ritmo de inversión, y no retira las plantas obsoletas que debería ya eliminar, «solo podría aportar un 3.5 por ciento, no el 63 por ciento que tiene que crecer la capacidad».

Un aumento de 51 GW requeriría de una inversión equivalente a 8 puntos del PIB, según García Alcocer: esto es, alrededor de 97,680 millones de dólares, o 2 billones de pesos. Para que tengamos una idea de lo que esto significa, García Alcocer recuerda que los proyectos de reforma fiscal a fondo, que aplicarían IVA a todos los productos y servicios, solo elevaban la recaudación en 1 por ciento del PIB.

La CFE tiene un presupuesto de 417,145 millones de pesos para gasto programable en 2021. El monto autorizado para nuevos proyectos productivos de largo plazo es de 9,360 millones. Se requerirían 220 años de inversiones como esta, y solo en generación, para alcanzar los 2 billones que tendríamos que ejercer en 11 años para enfrentar la creciente demanda.

La CFE conservó dos monopolios cruciales después de la reforma energética de 2013: el de transmisión y el de distribución final, pero no ha invertido lo suficiente en ellos, especialmente en transmisión. Si bien la CFE aseguró que los apagones de 2019 y 2020 fueron producto de quemas de pastizales, o de la intermitencia de las energías limpias, los especialistas señalan más bien la falta de mantenimiento y de ampliación de la red de transmisión. La CFE debería utilizar los recursos que tiene para mejorar la transmisión, pero por razones ideológicas prefiere tomar el control de la generación, sin importar que no tenga el dinero para realizar las inversiones que se necesitan para aumentar la capacidad.

La nueva ley obligará al sistema a comprar primero la electricidad de la CFE, empezando por la hidroeléctrica, pero me dice un especialista: «Las plantas hidro en México no pueden operar como plantas de carga base (primeras en ser despachadas) porque no tenemos la hidrología para ello. En México, las hidros son plantas de pico. El agua almacenada en las presas tiene usos agrícolas, industriales y domésticos. Los embalses no pueden ser utilizados para generar electricidad de manera permanente». En cuanto a la electricidad de otras fuentes, será más cara y sucia que la privada. Si el Presidente cumple su promesa de no elevar los precios, se dispararán los subsidios hasta volverse financieramente insostenibles.

Es muy posible que la Suprema Corte declare inconstitucional la nueva ley, como lo ha hecho con la Política de Confiabilidad del Sistema Eléctrico, pero si el propósito es frenar la inversión privada el objetivo se está logrando. Entre los obstáculos que pone el gobierno y la incertidumbre jurídica, la inversión privada ya se ha colapsado; y como la CFE no tiene los recursos para reemplazarla, vamos como locomotora chu-chú, como diría Manuel Bartlett, a una nueva era de monopolio y apagones.

· NAIM

No fueron «solo» 71 mil millones de pesos, como aseguró la SCT. Según la Auditoría Superior de la Federación, el costo de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México fue de cuando menos 331,996 millones de pesos… sin incluir costos financieros o legales, o el de la falta de certidumbre jurídica.

@SergioSarmiento

@#

La insensibilidad del ideólogo/Jesús Silva-Herzog Márquez

en REFORMA; 22 Feb. 2021

El ideólogo no es solamente ciego, es también insensible. No reconoce otra fuente de indignación más que la que es combustible de su propio programa. No todo sufrimiento lo conmueve. Si no es llama de su causa, el dolor de los otros es la experiencia más remota, la más ajena. Solo la rabia de los suyos le parece digna. La de los otros es un engaño.

La torpeza del presidente López Obrador frente al feminismo no es pura ceguera intelectual, no es solamente el achaque de un conservador que es incapaz de tomarle el pulso a las causas más hondas y más potentes de la hora. Es, ante todo, un trastorno de la sensibilidad. En su respuesta a las exigencias feministas se revela claramente el perfil de un político obsesivo que deja de ver, pero, sobre todo, la insensibilidad de un hombre que es incapaz abrirse a la experiencia de otros.

López Obrador ignora los datos que no le gustan, desatiende la crítica lanzándose a la descalificación de quien la formula, cierra los ojos al efecto de sus decisiones y se empecina en seguir la ruta que trazó desde un principio. Su respuesta ante el dolor de las víctimas de la violencia machista es la consecuencia emocional de esa cerrazón: indiferencia y aun hostilidad a quien se duele por causas que no aparecen en el listado de agravios por él reconocidos. ¡Ya chole!, dice. Ya basta de hablar de la violencia machista y del respaldo político que le da mi partido. Hablemos de lo que yo quiero hablar y solamente de eso.

El comodín que usa para explicarlo todo no sirve para comprender las demandas feministas. La dicotomía política de liberales contra conservadores que el Presidente esgrime cotidianamente es absurda, cuando no contraproducente para su causa. El feminismo, literalmente, lo saca de quicio. Se trata de la irrupción de una agenda que lo desborda, que lo fastidia, lo exaspera. Ninguna oposición logra ese efecto. Ni este periódico, ni los intelectuales, ni las organizaciones de la sociedad civil, ni lo que queda de los partidos, lo enfada como lo hacen las mujeres que exigen lo elemental. El libreto ideológico le funciona para justificar el dispendio disfrazado de austeridad. Machaca eficazmente el relato histórico para atizar sus pleitos y para dispersar las distracciones. Me parece que todavía son recursos útiles porque magnetizan la polaridad, porque alientan a los suyos y porque provoca a los otros. Son, en efecto, las riendas retóricas de la conversación nacional. Pero los reflejos presidenciales ante el feminismo lo dejan solo, lo exhiben hasta con los suyos como criatura de un tiempo ido, lo confrontan con seguidores que apenas se atreven a balbucear su enfado pero que saben perfectamente bien que las manías del Presidente son indefendibles.

Al atropello del arrebato se suma el atropello de la protección política. A la violencia del impulso brutal, la agresión del desprecio desde la cúspide del poder. El presidente López Obrador ha agredido con el peor de los insultos a las mujeres que denuncian la violencia machista. Lo ha hecho reiteradamente. Ha negado que las activistas sean propiamente sujetos. Las describe agresivamente como instrumentos al servicio de las peores causas del país. No actúan por sí, sino al servicio de otros. Sabiéndolo o no, sirven «objetivamente» como juguetes de la reacción.

Si el feminismo ha sido la gran energía opositora en estos años es precisamente porque rompe las categorías que ha impuesto el relato oficial. Oposiciones, medios, organismos empresariales han terminado jugando en una cancha ajena para que el dueño del terreno imponga su dominio. Todas esas voces funcionan, en alguna medida, como resistencias prefiguradas y bienvenidas por el poder. El feminismo es otra cosa. No se alimenta de una nostalgia para restaurar el pasado reciente sino de la causa más radical de nuestra era. Se trata de un radicalismo justiciero que nada tiene que ver con la actuación política del régimen, convencido de que al feminismo se responde con cargos en el gabinete, evasivas y desdén.

http://www.reforma.com/blogs/silvaherzo

@#

Los caminos del sur

TOLVANERA / Roberto Zamarripa

en REFORMA, 22 Feb. 2021

El pasado miércoles 17 asesinaron a Pedro Pablo Urióstegui, un polémico dirigente y cacique político de la región de Tierra Caliente en Guerrero.

«Una gran disculpa a la ciudadanía, lo que menos queremos es que tengan miedo pero estamos cansados de injusticias, no importándole la tranquilidad o la vida de los demás por eso le pasó esto a esta persona», decía el cartel puesto a un lado de su cuerpo con 11 casquillos de AK-47 dispersos en el camino que lleva a la comunidad de Tecociapa, del municipio de Taxco de Alarcón.

En Guerrero han muerto muchos así, figuras públicas o personas anónimas, y no pasa nada. Ésa es la ley en la entidad.

Pedro Urióstegui fue candidato a alcalde de Teloloapan por el PRD en 1989. Alegó fraude y tomó la alcaldía con un grupo armado con metralletas AK-47. Signo inequívoco de que no eran armas caseras sino de socios criminales.

Tras esa presión, Urióstegui se hizo de la presidencia municipal y gobernó entre escándalos. Después desapareció de la escena política y regresó como militante del PRI. Las versiones policiacas indicaban que recientemente trabajaba para el cártel de Los Tlacos, un grupo criminal rival de Guerreros Unidos en la región de Tierra Caliente.

Urióstegui era compadre del morenista Félix Salgado. Su trayectoria ilustra lo que ha sido la disputa del poder público en Guerrero. Un personaje oscuro, hecho de compromisos con grupos delincuenciales y combinado con una recurrente presión como líder social. Así arrancaba presupuesto y prebendas.

El PRD (con los que ahora son de Morena) arrebató en dos ocasiones la gubernatura al PRI en los últimos 30 años. Esos partidos, y sus dirigentes, son plenamente responsables del enquistamiento del poder criminal en la vida pública de los municipios y del estado. La desaparición de los 43 normalistas es una de las peores expresiones de ello.

La candidatura de Félix Salgado está cuestionada. Inició como grilla interna y escaló a conflicto contra el presidente de la República.

En 2018 una denuncia por violación fue escalada y al final frenada en la Fiscalía estatal guerrerense. Félix Salgado era entonces candidato a senador. La denuncia iba a ser utilizada para descarrilarlo en aquella candidatura pero por una decisión política no prosperó.

Lleva 33 años en la política en medio de escándalos pero nunca en el ámbito legal había enfrentado acusaciones graves como las que tiene ahora. En el PRD y en Morena lo conocen bien. Es sin duda el político local más popular en Guerrero. Parte de su arraigo en la entidad proviene de su conducta desenfadada y retadora. «Toro sin cerca» le dicen porque también el cinismo da votos. Le redituó como opositor pero le pesa como proyecto de gobierno.

Las denuncias de agresión sexual en su contra son precisas, no desmentidas; siguen un curso en instancias penales e independientemente de su posible prescripción legal pesan como losa en la credibilidad del político y su partido hoy instalado en el gobierno federal. Un violador no puede ser gobernador.

Machismo y balazos. La cultura política guerrerense es particularmente agresiva con las mujeres. Los feminicidios van al alza; en algunas comunidades de Guerrero prevalece la venta de niñas y adolescentes para casarlas forzadamente; la violencia doméstica es tolerada; la violación admitida; y la impunidad en los delitos contra mujeres prevalece.

Los problemas de la entidad, que no han sido resueltos, sino agravados por gobiernos tanto del PRI como de la izquierda partidista, son profundos.

La impunidad campea, gobierna. Los alcaldes son impuestos por el crimen y los gobernadores son condicionados a actuar al ritmo de las ráfagas. Los asuntos públicos se dirimen a balazos. Debajo de ello, de esa impunidad mayor, ocurren todos los otros delitos posibles incluso cometidos por figuras públicas, en medio de una pobreza lacerante.

La tragedia de Guerrero no se resuelve con un tuitazo; menos con un dedazo o un manotazo.